Doble celebración para los hermanitos Cardoza Cruz

Los señores Cindy Lizbeth Cruz Rodríguez y Jesús Manuel Cardoza García tuvieron la fortuna de bendecir a sus dos hijos a la par, pues bautizaron a  la linda Ivana Guadalupe y a Jesús Emir Cardoza Cruz lo presentaron al templo por motivo de sus tres años de vida; el templo de Santa Ana y la Sagrada Familia fue el recinto  ideal para llevar a cabo este acontecimiento de fe.

La pequeña Ivana Guadalupe fue llevada en los brazos de sus padrinos los señores Evaristo García Villanueva y Claudia Cardoza, para que recibiera el Sacramento del Bautizo, los cuales prometieron frente al altar apoyar en los cuidados y vida espiritual de su linda ahijada.

El pequeño Jesús Emir llegó acompañado por su madrina Marilyn Montenegro, para ser presentado ante los Ojos de Dios, a la cual se le vio consentir en todo momento al pequeñito además de que aceptó estar el pendiente y apoyarlo en su crecimiento espiritual como lo indica la Iglesia Católica.

En la ceremonia el sacerdote celebrante dedicó un emotivo mensaje para los pequeños hermanitos, y para todos los presentes, a quienes les compartió la palabra de fe sobre el significado del bautismo y la presentación ante Dios, además explicó por qué los infantes son recibidos en la Iglesia y convertidos en nuevos católicos.

Durante la misa estuvieron presentes sus abuelitos maternos los señores Rosa Rodríguez Silva, y los abuelitos paternos, don Jorge Cardoza Marugo y María de Jesús García Villanueva, los cuales elevaron sus plegarias al cielo por sus pequeños nietos a los cuales les desearon lo mejor de la vida.

Posteriormente al finalizar la ceremonia los pequeñitos partieron junto a sus padres y padrinos a una elegante recepción la cual fue preparada especialmente en su honor en un conocido salón de fiestas infantiles de la ciudad, en donde se dieron cita familiares y amistades, los cuales compartieron una amena tarde con los festejados.

En esta ocasión los invitados pudieron degustar de un exquisito banquete así como  bebidas de la preferencia de cada quien, mientras entre divertidas charlas pasaban un rato muy agradable escuchando la buena música del lugar.

Más tarde el pequeño Jesús Emir apagó las tres velitas de su rico pastel mientras todos los presentes le entonaban las ya tradicionales Mañanitas; sin duda alguna los hermanitos la pasaron de lo mejor durante esta tarde de celebración por partida doble, la cual todos los que se dieron cita recordarán con mucha alegría.

Muchas felicidades para los hermanitos Cardoza Cruz,  por este ameno día de risas y bendiciones en el que uno ingresó a la familia católica y el otro fue presentado ante Dios.