D’Onofrio: “Angelici, ven a jugar. No somos tan buenos, nos pueden ganar”

Buenos Aires, 28 nov (EFE).- El presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, le pidió hoy “encarecidamente” a su par de Boca Juniors, Daniel Angelici, que acepte jugar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores.

“Lo pido encarecidamente: Angelici, vení a jugar, vení a jugar. No somos tan buenos, jueguen, nos pueden ganar. Si el presidente de Boca me está escuchando: Vení a jugar, respetá tu palabra. Basta de presentar carillas, no inventes más nada. Hay que tener valores”, dijo en rueda de prensa D’Onofrio.

La Conmebol resolvió este martes que el River-Boca, pospuesto por la agresión que sufrieron los jugadores del Xeneize de los hinchas del Millonario el sábado cuando iban al estadio en el autobús, se juegue fuera de Argentina el 8 o 9 de diciembre.

Sin embargo, Boca Juniors presentó un escrito para que se le de el partido por ganado y se lo proclame campeón.

“Firmamos un papel para que se jugara en 24 horas, para que fuera el domingo, acordamos postergarlo pero nunca pensé que esa noche estaban escribiendo para pedir los puntos. Angelici faltó a su palabra, a lo que había prometido”, dijo D’Onofrio.

El directivo aseguró que River aceptó posponer el partido porque había jugadores del rival lastimados y no quería “tener ventajas deportivas”.

Además, insistió en que se trató un “error del operativo de seguridad” y que lo ocurrido no fue responsabilidad de su club.

“Terminemos con esta pavada. Al mismo Presidente de la nación (Mauricio Macri) le digo que convoque al señor Angelici, convóquenos a nosotros, a (Marcelo) Gallardo (entrenador de River Plate), a (Guillermo) Barros Schelotto (técnico de Boca Juniors), a todos. Saquémonos una foto y demostrémosle al mundo que podemos jugar un partido de fútbol. Demostremos que en la Argentina se puede jugar un partido de fútbol”, indicó.

River Plate pretende que la Conmebol revierta su decisión y permita que el partido se dispute en el estadio Monumental y con público.

D’Onofrio explicó que esperarán hasta asegurarse de que el encuentro no se jugará en su estadio antes de devolverle el dinero a los 66.000 espectadores que compraron su entrada. EFE