Inicio > Noticias > Policía > Dos aplastados cuando trabajaban

Dos aplastados cuando trabajaban

  • Uno por un talud y otro por un árbol

Tragedias laborales se registraron el fin de semana en territorio estatal, después que dos personas perdieran la vida aplastados cuando realizaban sus actividades, uno en una mina y otro cuando talaba un árbol.

Inicialmente fue un joven quien perdió la vida durante el fin de semana en la sierra del municipio de Pueblo Nuevo, luego que al estar laborando en una mina le cayeran varias toneladas de tierra encima que le costaron la vida.

Del lamentable suceso es la Fiscalía del Estado quien dio fe sobre la muerte de Ramiro Sierra Antuna, de 23 años, vecino de la colonia Vicente Guerrero, esto del municipio de Pueblo Nuevo.

Es durante el día sábado que este joven estaba en una mina denominada “Oro Fino”, ubicada en el poblado Agua Caliente, del municipio sierreño, momento en el que le cayó un talud de tierra encima quedando sepultado.

Cabe mencionar que tras el penoso accidente fue auxiliado por sus compañeros quienes lo trasladaron para recibir atención médica al Hospital Integral del Salto, no siendo posible ya que arribó sin signos vitales debido al trauma cerrado de tórax que presentaba.

Muere por golpe de un árbol

De la misma manera que el primer caso, también perdió la vida en territorio estatal una persona llamada José Gregorio Ortiz Reta, de 47 años, quien tenía su domicilio en el poblado Banderas del Águila, perteneciente al municipio de Durango.

La tragedia ocurrió cuando esta persona laboraba en el ejido La Forestal, el cual pertenece al poblado San Miguel de las Espinas, en el municipio de Mezquital, como talador de árboles.

Precisamente fue al derribar con una motosierra un árbol que accidentalmente este le cayó encima, por lo que fue auxiliado por sus compañeros quienes lo trasladaron para recibir atención médica hacia esta ciudad a bordo de una camioneta.

Puntualizar que a la altura del puente del poblado La Ferrería ya los esperaba una unidad de la Cruz Roja Mexicana la cual apoyaría en su traslado, no siendo posible ya que José Gregorio arribó sin signos vitales.

A %d blogueros les gusta esto: