Dos exconsejeros de Puigdemont en prisión se suman a la huelga de hambre

Barcelona (España), 3 dic (EFE).- Los políticos catalanes Josep Rull y Joaquim Forn, en prisión preventiva por el proceso independentista de Cataluña, se sumarán hoy a la huelga de hambre “indefinida” iniciada por dos de sus compañeros el sábado.

Su intención es denunciar el trato que reciben por parte del Tribunal Constitucional (TC) español, que consideran “injusto”, según explicaron en un comunicado.

Rull y Forn, ambos exconsejeros del Gobierno regional catalán presidido por Carles Puigdemont, huido de la Justicia española a Bélgica, manifiestan su intención de unirse a la huelga para protestar contra el “bloqueo” de sus recursos de amparo en ese Tribunal.

El pasado sábado los diputados de JxCat (centroderecha) Jordi Sánchez, antiguo presidente de la organización proindependentista Asamblea Nacional Catalana (ANC), y Jordi Turull, exconsejero de Presidencia, anunciaron que iniciaban una huelga de hambre “indefinida” por ese motivo.

“Nosotros también renunciamos voluntariamente a la ingesta de alimentos. Lo hacemos para sumarnos a la denuncia del bloqueo del acceso a los tribunales internacionales y en particular a la justicia europea que el TC nos impone con su comportamiento injusto y arbitrario”, explican en la nota.

Ambos políticos remarcan que la huelga de hambre representa “una medida extrema de protesta” que han decidido adoptar tras asumir “los riesgos y las consecuencias”.

Su protesta, dicen, no es para “pedir ningún trato de favor ni discriminación positiva”, sino “la única alternativa” para hacer “más visible la discriminación y la conculcación” de sus derechos fundamentales y tener un “juicio justo”.

Los independentistas presos quieren denunciar su situación y exigir al TC que conteste a sus recursos con el fin de que, si son desestimados, puedan acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Tanto Jordi Sánchez, en prisión desde octubre de 2017, como Jordi Turull, encarcelado desde marzo de 2018, están procesados por un presunto delito de rebelión en la causa que lleva el Tribunal Supremo español tras el proceso secesionista de Cataluña del pasado año, que llevó a una ilegal declaración de independencia.

Josep Rull ocupó el cargo de consejero de Territorio y Sostenibilidad de Puigdemont y Joaquim Forn de Interior. Ambos están acusados igualmente de un presunto delito de rebelión, por lo que permanecen encarcelados de manera preventiva a la espera de juicio.

El pasado sábado, el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, garantizó que los dirigentes independentistas que están en prisión tendrán un juicio justo y rechazó la huelga de hambre ya que cree que no son ciertas las razones que aducen para ella. EFE