Dos exgobernadores mexicanos son foco de polémica por pesquisas de corrupción

Guillermo Padrés

México, 15 oct (EFEMEX).- Dos exgobernadores de México están en el foco de la polémica en el país por las investigaciones en su contra por presuntos actos de corrupción, mientras los diferentes partidos se acusan entre ellos de fomentar estas prácticas.

Este sábado, fuentes oficiales confirmaron reportes de prensa en el sentido de que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió una ficha roja para localizar y detener al exgobernador Guillermo Padrés, del noroccidental estado mexicano de Sonora, como “prófugo buscado para un proceso penal”.

La notificación fue emitida a más de 190 países para localizar, detener y, en su caso, extraditar a Padrés, a quien la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) investiga por la probable comisión de diversos delitos durante su gestión (2009-2015).

Fuentes oficiales confirmaron a Efe la emisión de la ficha roja por parte de Interpol con base en la orden de aprehensión concedida por un juez federal a solicitud de la PGR.

El pasado 12 de octubre, el conservador Partido Acción Nacional (PAN) suspendió provisionalmente los derechos partidistas del exgobernador “en tanto se llevan a cabo las investigaciones por las acusaciones de probables delitos” por parte del aún militante.

La Procuraduría de Justicia de Sonora entregó a la PGR en noviembre de 2015 un expediente que documenta la posible comisión de diversos delitos por parte de funcionarios del gobierno de Padrés.

Varios excolaboradores de Padrés han sido detenidos desde que la actual gobernadora Claudia Pavlovich, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asumió la administración estatal en septiembre de 2015 con la promesa de combatir la corrupción.

La noticia sobre Padrés llega al final de una semana en que el gobernador del estado oriental de Veracruz, Javier Duarte, del PRI (partido del presidente Enrique Peña Nieto), abandonó el cargo para “enfrentar las denuncias” en su contra por presuntos actos de corrupción cometidos durante su gestión iniciada en 2010.

La PGR asumió en septiembre pasado las investigaciones contra el entonces gobernador por enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.

Cuando faltaban 48 días para terminar su mandato, Duarte solicitó el miércoles licencia para separarse de su cargo. El Congreso estatal le concedió el permiso y nombró gobernador interino a Flavino Ríos Alvarado, quien se desempeñaba como secretario de Gobierno.

El gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, del PAN, acusó hace meses a Duarte de tener, utilizando nombres de familiares y conocidos, 25 propiedades en México y fuera del país.

Duarte, a quien el PRI le suspendió sus derechos partidistas en septiembre, aseguró que no cuenta con propiedades en el extranjero y que tiene “solamente dos casas”.

El mismo día en que el gobernador de Veracruz pidió licencia, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, declaró que “las autoridades deben asegurarse de que Javier Duarte no se dé a la fuga”.

Aseguró que el mandatario veracruzano convirtió a Veracruz en uno de los estados más peligrosos para ejercer el periodismo, desvió miles de millones de pesos, otorgó contratos a empresas fantasma y endeudó de manera irresponsable al estado.

“Quien se llevó el dinero del pueblo lo tiene que devolver, y quien cometió actos graves de corrupción debe ir a la cárcel”, añadió.

Luego de que se diera a conocer la emisión de la ficha roja de Interpol contra Padrés, el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, tuvo hoy oportunidad de replicar al declarar que se debe investigar si el PAN encubrió al exgobernador de Sonora.

Entrevistado durante una gira de trabajo por el sureño estado de Oaxaca, Ochoa fue interrogado sobre el hecho de que Anaya reconoció que Padrés estuvo recientemente en la sede del PAN y sin embargo no avisó a las autoridades pese a que ya se sabía que el exgobernador estaba bajo investigación.

“Ricardo Anaya reconoció en televisión nacional que tuvo a Guillermo Padrés en las oficinas del PAN y no dio vista a las autoridades. Es muy importante que las autoridades revisen ese caso”, expuso.

Subrayó que el PAN tardó más de un año en suspenderle los derechos partidistas a Padrés pese a que ya existían indicios de actos de corrupción en su gobierno. “Es una muestra de la doble moral y del doble discurso de Ricardo Anaya y del PAN”, acotó.

Al la liza saltó hoy el vicecoordinador de los disputados del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, quien exhortó a que la PGR informe sobre los avances de las pesquisas sobre Duarte.

“A estas alturas, la PGR debe contar con progresos suficientes para actuar contra Duarte” dijo, y demandó a la autoridad que tome las medidas necesarias para evitar que el exgobernador veracruzano se dé a la fuga.

“No vayan a querer salir con que no saben dónde se encuentra como está sucediendo con Padrés en Sonora y, de esa manera, tendríamos a dos exgobernadores responsables de delitos que huyeron de la justicia. Sería funesto para el país que quisieran llegar a algún acuerdo entre PRI y PAN para que las aguas estén tranquilas”, acotó. EFEMEX