Dos policías mueren en ataque de la guerrilla ELN en el suroeste de Colombia

11495409wBogotá, 15 feb (EFE).- Dos auxiliares de Policía fueron asesinados hoy por miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el departamento colombiano de Nariño (suroeste), una de las regiones más afectadas por el “paro armado” que esa guerrilla mantiene desde el pasado domingo, informó la institución.


Los dos uniformados, identificados como Edison Montoya Ledesma y John Oquendo Camargo, fueron “atacados por la espalda” en el municipio de Bocas de Satinga, en el norte de Nariño, en la región del Pacífico, según un comunicado de la Policía, que rechazó este “vil y cobarde asesinato”.

Ambos policías, que según las autoridades acompañaban un patrullaje de protección, fueron atacados por integrantes del Frente Comuneros del Sur del ELN, que operan en el suroeste del país.

Con este ataque son ya tres los policías muertos en acciones del ELN en los dos últimos días en el país.

La otra víctima fue el policía Yefry González, que murió el domingo por la tarde cuando miembros del ELN abrieron fuego en el restaurante donde almorzaba en Otaré, caserío de Ocaña, la segunda ciudad del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

En ese ataque también fueron heridos otro policía que lo acompañaba así como el dueño del restaurante y su hija, según el comandante de la Policía, general Rodolfo Palomino.

El ELN comenzó el domingo un “paro armado” de 72 horas para conmemorar hoy el 50 aniversario de la muerte de Camilo Torres Restrepo, el cura guerrillero, que en 1965 abandonó la sotana para ingresar en ese grupo.

Un “paro armado” es una acción generalizada de grupos guerrilleros en determinadas zonas en las que, mediante amenazas a la población civil y a las autoridades intentan paralizar el transporte y demás actividades económicas.

Según un balance emitido hoy por el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, desde el domingo se ha registrado la voladura de una torre de energía eléctrica en una zona rural de Aguachica, en el departamento de Cesar (norte), y la quema de un autobús de transporte público intermunicipal en el departamento de Arauca (este).

No obstante, apuntó que el Ejército y la Policía han logrado frustrar más del 95 % de las acciones planeadas por el ELN durante su “paro armado”, que concluirá a la medianoche del martes.

El ELN mantiene desde enero de 2014 contactos “exploratorios” con el Gobierno colombiano para iniciar un proceso de paz similar al que se lleva a cabo con las FARC en Cuba, pero no se decide a abrir la negociación. (1)EFE