Dos víctimas de 15 años entre los 39 muertos hallados en un camión en Essex

Londres, 8 nov (EFE).- Dos adolescentes de 15 años figuran en la lista de los 39 fallecidos de origen vietnamita hallados el pasado mes en un camión frigorífico aparcado en un polígono industrial de Essex (sur de Inglaterra), informó este viernes la policía británica.

Los agentes difundieron hoy el listado completo con las identidades, edades y procedencia de los 31 hombres y ocho mujeres muertos, encontrados dentro de la cámara refrigeradora del vehículo, que viajó hasta la localidad de Grays desde el puerto de Zeebrugge (Bélgica).

En un comunicado, el inspector Tim Smith, al frente de la investigación, subrayó que su equipo ha trabajado a fin de “proporcionar respuestas a las familias preocupadas” que temían por la suerte de sus seres queridos.

Explicó que para la policía era de “vital importancia” en este proceso asegurarse de que los familiares eran informados del suceso y de que se les daba “algo de tiempo para asumir la trágica noticia” antes de confirmar públicamente la identidad de los fallecidos.

En la lista completa de las identidades de las víctimas figuran dos menores de 15 años, con un hombre de 44 años como el de mayor edad.

Si bien en principio la policía pensó que las víctimas eran “de origen chino”, posteriormente confirmó que “todos los fallecidos son vietnamitas” y el gobierno de ese país envió a principio de la semana una delegación al Reino Unido para colaborar en el caso.

En la lista aparece también formalmente identificada la mujer de 26 años Pham Thi Tra My, que pudo enviar un último mensaje al móvil a su familia en Vietnam alertándoles de que no podía respirar.

El suceso conmocionó al Reino Unido y reabrió el debate sobre los peligros que plantean las mafias que trafican con personas y la necesidad de reforzar los puertos.

El camión en el que se encontraron los fallecidos el pasado 23 de octubre había viajado hasta el complejo industrial desde el puerto de Purfleet, adonde había llegado procedente del de Zeebrugge, en Bélgica.

El conductor de la cabina, el norirlandés Maurice Robinson, de 25 años, compareció ante un tribunal británico, acusado de 39 cargos de homicidio y otros delitos, mientras que otras dos personas también han respondido ante un juzgado de Dublín por su supuesta relación con el suceso. EFE