Inicio > Noticias > Internacional > Draghi desclasifica nuevos archivos sobre atentados de los Años de Plomo

Draghi desclasifica nuevos archivos sobre atentados de los Años de Plomo

Roma, 2 ago (EFE).- El primer ministro italiano, Mario Draghi, ordenó hoy la desclasificación de archivos sobre los peores atentados del país en el periodo conocido como “los Años de Plomo”, entre las décadas de 1960 y 1980, y sobre la logia masónica P2 y la organización Gladio.

Su decisión, estipulada con la firma de una directiva, coincide con la conmemoración de los 41 años de la explosión en la estación de Bolonia (norte), el más grave atentado terrorista que se recuerda en Italia, en el que murieron 85 personas y que aun no ha sido esclarecido, aunque en su momento se atribuyó la autoría a la organización neofascista Núcleos Armados Revolucionarios.

La directiva adelanta la revelación de documentos clasificados del Archivo Central del Estado sobre la actividad de dos entidades que marcaron la historia italiana de la posguerra, enmarcada en la Guerra Fría y en la denominada “estrategia de la tensión”, la logia masónica Propaganda 2 (P2) y la red paramilitar Gladio.

Propaganda 2 estuvo dirigida desde 1970 por Licio Gelli y trataba de infiltrarse en el Estado y subvertir el orden democrático surgido en Italia tras la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Precisamente hace exactamente 40 años se halló una lista con los nombres de sus presuntos integrantes, entre los que estaba el entonces empresario Silvio Berlusconi, pero también políticos, diplomáticos, industriales, militares, jueces o periodistas.

La Organización Gladio fue un grupo paramilitar de extrema derecha que buscaba prepararse ante una eventual invasión soviética de Italia.

La desclasificación de estos documentos, conservados por los servicios de inteligencia italianos, es para Draghi una medida “obligada” que será “útil para reconstruir episodios dramáticos” que marcaron la historia reciente del país.

Su directiva amplía otra de 2014 y con la que se pretende aclarar atentados que siguen velados por las dudas y el misterio, como el mencionado de Boloni, pero también el perpetrado en 1969 contra un banco en la Plaza Fontana de Milán (norte), en el que murieron 17 personas.

Otros desastres que quieren ser esclarecidos son el accidente aéreo de Ustica de 1980, el ataque con bomba contra el tren Italicus de 1974 o el de la Plaza de la Loggia de Brescia (norte).

Algunos de estos atentados, como el de Brescia, el de Piazza Fontana o el de la Jefatura de Policía de Milán de 1973 fueron atribuidos al grupo neofascista Ordine Nuovo. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: