Duque comienza a perfilar su estrategia de seguridad con nueva cúpula militar

Agencia EFE

(Actualiza con declaración del presidente al concluir la reunión)

Bogotá, 11 dic (EFE).- El presidente de Colombia, Iván Duque, comenzó hoy a perfilar su estrategia en materia de seguridad y lucha contra la violencia en una reunión celebrada en Bogotá con su nueva cúpula militar y policial.

En la reunión, que se llevó a cabo en la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, el mandatario habló con los nuevos mandos del Plan Bicentenario que será uno de sus grandes ejes de seguridad.

“Hoy se ha hecho una transición institucional de gran importancia y se ha presentado el Plan Bicentenario (…) Aquí está definida la hoja de ruta en materia de seguridad”, manifestó Duque, quien compareció ante la prensa en compañía de su ministro de Defensa, Guillermo Botero.

Junto a ellos estuvieron los nuevos comandantes de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro; del Ejército, general Nicacio Martínez; de la Armada, vicealmirante Evelio Ramírez; de la Fuerza Aérea, general Ramsés Rueda, y el director de la Policía, general Óscar Atehortúa.

Los nuevos comandantes, que en los próximos días serán presentados a la tropa, sustituyen a los generales Alberto José Mejía (Fuerzas Militares), Ricardo Gómez (Ejército), Carlos Eduardo Bueno (Fuerza Aérea) y al almirante Ernesto Durán (Armada), así como al general Jorge Hernando Nieto (Policía).

La cúpula saliente la heredó Duque, que tomó posesión el pasado 7 de agosto, de su antecesor, Juan Manuel Santos, y estuvo muy enfocada en la implementación del acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 con la guerrilla hoy desarmada de las FARC.

Los nuevos mandos militares y de Policía estarán enfocados en reforzar las estrategias de seguridad, especialmente contra las disidencias de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las bandas criminales que se financian con la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal.

Tras presentar índices de mejora de la seguridad en sus cuatro meses de Gobierno, el presidente dijo hoy que espera que con los nuevos mandos se puedan dar más golpes “a los cabecillas de esas organizaciones, buscando su desmovilización y su sometimiento a la Justicia”.

“No es tiempo para cantar victoria, porque nuestra labor apenas empieza, pero el trabajo que se ha venido haciendo y la consolidación en estos planes es para que enfrentemos todas las formas de criminalidad, todos los grupos armados organizados”, dijo.

Previamente, durante la instalación del Consejo Nacional de Paz, el mandatario hizo referencia a la prelación que su Gobierno da a los asuntos de seguridad.

“La seguridad no es una encarnación del autoritarismo ni mucho menos de la limitación de los derechos ciudadanos. La seguridad como valor democrático, principio y bien público es justamente para que exista en los territorios la ausencia de violencia”, afirmó.

En este sentido, recordó que aunque la Constitución asegura que la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento también ordena al Estado “ejercer el papel de protector de la vida, bienes y honra de los colombianos en todo momento y lugar del territorio”.

Acerca del ELN, reiteró que debe liberar a todos los secuestrados “como un acto de buena fe”, un principio que ha puesto como requisito para retomar los diálogos de paz con esa guerrilla que comenzó Santos y que están suspendidos desde agosto.

Por su parte, el líder opositor Gustavo Petro criticó la orientación de los nuevos mandos militares y de Policía en su cuenta de Twitter, ya que consideró que quienes salen del cargo fueron capaces “de hacer la paz en Colombia”.

“Insultada por los extremistas, (la cúpula saliente) pasará a la historia y dejará una lección: Quienes atizan el odio en Colombia son los políticos de la corrupción”, afirmó Petro, que fue guerrillero del Movimiento 19 de Abril (M-19).

Sin embargo, Duque manifestó que la nueva cúpula cuenta “con gran experiencia operacional, con gran experiencia en inteligencia y contrainteligencia”.

Estos factores, añadió, permitirán al Estado “seguir estando cerca de los ciudadanos” y “recuperar territorios para que los ciudadanos sientan el más puro de los bienes públicos, que es la ausencia de miedo y la ausencia de violencia”. EFE