Duque dice que su reto es hacer de Colombia un país que crece sin divisiones

El Nuevo Diario

Bogotá, 5 ago (EFE).- El presidente electo de Colombia, Iván Duque, que asumirá el cargo el próximo martes, aseguró hoy que su mayor reto en los próximos cuatro años será el crecimiento económico y social en un país sin divisiones.

“Creo firmemente en que tenemos que pensar en el futuro; construir sobre las cosas que nos unen y no quedarnos en el torbellino de lo que nos divide”, indicó Duque en una carta publicada hoy en el diario El Tiempo.

El desafío más grande que tendrá su administración, explicó, será “lograr que nuestro país se levante con ímpetu y asegure de manera categórica un crecimiento económico que traiga consigo equidad y justicia social, la derrota de la pobreza y la expansión de la clase media y el acceso a los bienes públicos necesarios para elevar nuestra calidad de vida”.

Para que lo anterior sea posible, reflexionó el mandatario electo, “el punto de partida está en enfrentar los problemas con soluciones integrales, sin dejarnos llevar por sesgos políticos e ideológicos”.

En ese proceso, agregó, “ha llegado el momento de consolidar un plan de desarrollo que sea un pacto por Colombia, por el futuro, por la legalidad, el emprendimiento, la equidad, la sostenibilidad ambiental y la ciencia, la tecnología y la información”.

En la misiva que dirigió a los colombianos, Duque hizo énfasis en la paz, un tema prioritario para el presidente saliente, Juan Manuel Santos, que firmó un acuerdo con las FARC en 2016 para terminar 52 años de conflicto armado.

“La paz es posible con legalidad. Corregir el pasado implica una gran apuesta por la legalidad para que el matrimonio de seguridad y justicia se traduzca en el imperio de la ley que protege y garantiza el ejercicio pleno de las libertades”, indicó Duque al respecto.

En ese sentido, dijo que hay que trabajar para proteger “a la base guerrillera que se ha desmovilizado, desarmado y reinsertado en busca de alternativas productivas”.

También se debe “lograr que esos guerrilleros de base puedan olvidar la horrible noche de su tragedia violenta, mientras aseguramos calidad en la inversión pública en las zonas afectadas por el terror”, agregó.

Al referirse al narcotráfico, otro de los grandes males del país, Duque destacó que para “corregir el pasado y construir el futuro” ese delito tendrá que dejar de relacionarse con la política, al tiempo que se avance “en una combinación plena de herramientas hacia una sustitución y erradicación efectiva de los cultivos ilícitos”. EFE