Duque llega al Cauca para buscar soluciones a afectados por bloqueo indígena

Bogotá, 7 abr (EFE).- El presidente colombiano, Iván Duque, llegó este domingo con parte de su gabinete ministerial a Popayán, capital del departamento del Cauca, en el suroeste del país, escenario de la protesta de indígenas que durante 27 días mantuvo bloqueada la Vía Panamericana y que concluyó ayer con la firma de un acuerdo.

El mandatario llegó por la mañana al Aeropuerto Guillermo León Valencia de Popayán, donde fue recibido por la cúpula militar.

Duque manifestó en su cuenta de Twitter que se reunirá en un Puesto de Mando Unificado (PMU) “con autoridades locales, empresarios y gremios” para analizar las “afectaciones por bloqueos para avanzar en soluciones”.

El jefe de Estado había prometido que visitaría la zona una vez se levantara el bloqueo, pero en su Taller Construyendo País de este sábado en Aracataca, cuna del nobel de Literatura Gabriel García Márquez y en el que se refirió al acuerdo con los indígenas, no informó cuándo viajaría al Cauca.

“Soy una persona abierta a dialogar con los ciudadanos, pero en el marco de la legalidad, de la Constitución, que es lo que nos debe unir a todos los colombianos”, afirmó.

Sin embargo, en la mañana de este domingo llegó por sorpresa a Popayán junto a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y los ministros de Interior, Nancy Patricia Gutiérrez; Defensa, Guillermo Botero; Transporte, Ángela María Orozco, y Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, entre otros.

Tras su reunión de este domingo, Duque viajará a Pasto, capital departamental de Nariño, fronterizo con Ecuador, para también buscar “soluciones efectivas” a las afectaciones de comerciantes y empresarios por la protesta indígena.

En la madrugada del sábado el Gobierno y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) llegaron a un acuerdo que contempla inversiones por 800.000 millones de pesos (unos 256 millones de dólares).

Ese dinero será destinado a mejorar las necesidades en vivienda, salud, proyectos productivos, infraestructura rural, carreteras, unidad de protección y economía naranja, esta última uno de los pilares del Gobierno Duque.

Entre las exigencias de las comunidades indígenas se encontraba que el presidente viajara hasta la zona para dialogar sobre acuerdos pactados con administraciones anteriores y que aseguran se han incumplido.

Sobre la negociación, Duque dijo ayer que lo pactado tiene carácter realista y “materializable” y además encaja con su programa del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

“Este acuerdo tiene como objetivo fundamental solucionar los problemas que históricamente se han quedado sin resolver, por exceder la capacidad de cumplimiento del Estado y porque los compromisos adquiridos en el pasado sobrepasaban la realidad fiscal colombiana”, señaló el Gobierno en un comunicado. EFE