Durango, la cuarta ciudad más segura del país

Disminuye percepción de inseguridad

  • La implementación del Pronapred 2018, coadyuvó en la disminución de la percepción de inseguridad de 53.3 a 40.0 % en el tercer trimestre del año.
  • Se desarrollaron actividades del programa en la capital de estado y en la Comarca Lagunera.

La percepción social sobre la inseguridad pública en el municipio de Durango disminuyó un 13.3 por ciento pasando de 53.3 en junio del 2018 a 40.0 por ciento en septiembre del 2018, durante la implementación del Programa Nacional para la Prevención del Delito 2018 (Pronapred), señaló Adrián Alanís Quiñones, secretario General de Gobierno.

Destacó que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el INEGI, del pasado mes de septiembre, también se registró una disminución de 2.3   por ciento en la región Laguna, integrada por los municipios de Lerdo y Gómez Palacio. En tanto, en Durango, reportó 57.2 por ciento en junio y bajó a 54.9 por ciento en septiembre.

Asimismo, a nivel nacional en septiembre del 2018, las ciudades donde la percepción de inseguridad fue menor son: San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza, Mérida, Saltillo, Durango y Puerto Vallarta.

Dentro del Programa Nacional para la Prevención del Delito en total se implementaron seis acciones concretas en cada municipio, entre ellas la estrategia para prevención de las adicciones donde se dio atención a jóvenes con consumo problemático y se tuvieron pláticas y talleres de prevención para 245 jóvenes y 56 docentes en escuelas del sector público.

Conforme a los reportes preliminares, los resultados de los apoyos a proyectos de emprendimiento desarrollados por jóvenes y mujeres, han sido positivos, ya que se conformó la red Agentes de Paz, integrada por jóvenes que organizaron y participaron en actividades artísticas, deportivas y de rescate de espacios públicos además fueron capacitados para ser mediadores en situaciones de violencia.

De la misma manera, se capacitaron a padres y tutores en estilos de crianza positiva que les ayudarán a corregir la conducta de los hijos con problemas de conducta violenta y además tuvieron talleres de prevención de abuso infantil, prevención del suicidio y de adicciones donde obtuvieron habilidades para detectar y prevenir situaciones de riesgo con sus hijos.