Durango tendrá juicios orales en material laboral

Con el objetivo de dar respuesta a una demanda recurrente de los trabajadores por una justicia laboral más pronta y expedita, en Durango se implementarán, durante el presente año, los juicios orales en material laboral, así lo informó el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Miguel Bermúdez Quiñones.

El funcionario habló de algunas de las ventajas que tiene cambiar del sistema escrito a la oralidad en los procesos laborales. Las principales ventajas son la rapidez y  la segunda característica es la eficacia en la administración de justicia.

La propia Delegación Federal del Trabajo – reveló Bermúdez Quiñones – juntamente con el  Tribunal Superior de Justicia y  la Legislatura Local han realizado reuniones de trabajo, consultas sobre el tema, visitas a las entidades donde ya se efectúan los juicios orales en material laboral, como es el caso de Chihuahua, en busca de experiencias de éxito para la implementación oral en lo laboral.

Punto primordial de esta implementación lo es la búsqueda de la eficacia en la administración de la justicia para los trabajadores,  entendiendo que la eficacia está relacionada con la cantidad de asuntos resueltos.

El Secretario del Trabajo abundó con otro ejemplo de las ventajas de la oralidad en lo laboral y habló de que en  cualquier controversia existen dos partes, necesariamente tienen versiones contradictorias, por ejemplo, el trabajador dice que lo despidieron sin justificación, mientras que el patrón afirma que fue el trabajador quien dejó de ir a trabajar. Ambos aportan pruebas para demostrar su dicho, sin embargo, lo hacen de manera documental o por escrito.

En el caso de las pruebas testimoniales, si se hace por escrito se pierde la oportunidad de observar la actitud de quien habla, para formar un criterio sobre la veracidad de su dicho. Al contrario, si la exposición es oral se tendrá oportunidad de revisar el lenguaje corporal y gestual para evaluar su credibilidad.

Advirtió  que  en el caso de los abogados postulantes, tendrán que iniciar su preparación en la oralidad desde estos momentos en aspectos de tipo laboral ya que  en los juicios orales hay una virtud, que es la de debatir en el instante, para demostrar sus conocimientos y argumentar de manera espontánea y no recurrir al machote o esqueleto que provoca un juicio mecanizado e insensible, como se hace en la mayoría de los casos actualmente.

Durango al adoptar los juicios orales en materia laboral se incorporará a la vanguardia de otras entidades mediante este sistema donde  la virtud, a toda prueba, es la prontitud y, con capacitación y experiencia, podrá ser también la eficacia en el corto plazo.