Duranguense deportado busca apoyo para superar su sobrepeso

  • Llegó a pesar 219 kilos.
  • Esta siendo atendido en el  Hospital General 450

Rafael Alanís Arambula, es un joven con sobrepeso que busca superar este problema, pues le ha provocado diversos padecimientos en su salud, además de que no le ha permitido ser apto a una operación que requiere, pide apoyo, pero no monetario de la sociedad y autoridades para seguir un régimen alimenticio y continuar con su tratamiento.

Él ha tenido que ser ingresado 2 veces en el Hospital General 450, y reconoce que ha recibido la atención adecuada. Hace año y medio fue su primera hospitalización, que duró algunas semanas, en esta última ocasión ingresó el 19 de diciembre de 2017, y salió el 29 de enero de este año, y se le dio de alta cuando logro respirar por sí mismo, pues dependía de un respirador.

Comentó que se fue a los Estados Unidos como indocumentado a los 20 años, y se le deportó como en un convenio a los 28 años, dejando a su pareja e hijos. El dejar a su familia le provocó depresión que fue reflejando a través de su alimentación, por lo que ha llegado a pesar 219 kilos.

Dijo que quisiera estar en el vecino país, aunque legalmente quizá no lo pueda conseguir. Rafael laboraba como instalador de muebles en oficinas y hospitales, actividad que dijo le gustaba desempeñar, pero no sabe cuándo volverá hacerla.

El ánimo de salir adelante, y el evitar volver a caer en hospitalización, lo hacen pensar positivo, y quiere lograr bajar de peso para ser operado. Reconoce que le daba temor ser dado de alta porque puede caer en la tentación de comer chatarra, pues al menos en el hospital se le daba comida balanceada y logro bajar algunos kilos.

Desea bajar de peso, y sabe que es lo que necesita, por lo que pide ser apoyado con algún nutriólogo, pero además requiere que se le respalde con la comida que pudiera ser parte de su dieta.

Desde su llegada se desempeñó como taxista, y es a lo que pretende regresar, pues no tiene estudios de secundaria terminados, su única opción es de chofer o en las maquilas, pero por su condición son pocas las cuestiones que puede desempeñar.

Entre sus conocidos dijo que es conocido por echarles la mano cuando siempre lo necesitaban, pues “Rafita” como le decían los llevaba a donde necesitaran, si se ponchaban estaba ahí y en otras cuestiones, pero ahora comenta que nadie lo visitó, ni cooperaron para el medicamento que requería y que su familia no tenía posibilidades de adquirir.

Hospital General 450 brindó toda la atención a paciente con sobrepeso.

Artemio Meza director del Hospital 450, explicó que el paciente Rafael Alanís ingreso por un problema bronco cardiaco, el cual se resolvió, además de que cuenta con una hernia misma que debe ser extirpada, pero para que pueda ser intervenido tiene que bajar de peso.

No puede ser candidato a cirugía mientas no pierda peso, pues de operarlo así, se corre un gran riesgo en su salud, enfatizó. Buscan posibilidades reales de que salga adelante y la situación de no ser operado se le comentó a él y a su familia por parte del personal médico del hospital, pues no es ético arriesgar su salud.

Indicó que Rafael debe llevar diversos tratamientos en casa como el de bronquios, corazón y el indicado para bajar de peso, en este último es el que llevará más tiempo aun siguiendo las indicaciones, pues se informó que eso no es cosa de un mes.

Mientras estuvo hospitalizado, detalló que se le brindo toda la ayuda posible, pues recibió los medicamentos, la dieta necesaria, hasta atención psicológica, siendo el único caso de esta magnitud que se ha presentado en el nosocomio, al menos en los últimos años.

En el 2017 la obesidad fue la séptima causa de morbilidad en el Hospital General 450, se atendieron 210 casos en pacientes desde los 15 a los 65 años de edad.

México con la cifra más alta de obesidad y sobre peso

Aunque la cifra que se reportó por el HG450 es alta, la obesidad y sobrepeso es un problema que afecta en todo el territorio mexicano, pues México continúa con la tasa más alta con esta problemática entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que son 35.

En los datos de la Ocde también se precisa que México encabeza las cifras de diabetes, afectando a 15.8 por ciento de los adultos, más del doble del promedio de la organización que marca un 7 por ciento. Los índices más altos de obesidad se encuentran en Estados Unidos y en México mientras que los más bajos se encuentran en Japón y Corea.

Esta problemática se atribuye a los cambios alimenticios, y la falta de la actividad física, y dentro de los países que conforman la Ocde, uno de cada dos adultos tiene sobrepeso, mientras que uno de cada seis es obeso. Se proyecta un aumento anual de 1 por ciento en los próximos años, además de que se advierte un gran costo a las instituciones de salud para atender las enfermedades derivadas de la obesidad.