Inicio > Noticias > Internacional > Duterte alaba a Ninoy Aquino, asesinado por el régimen de Marcos

Duterte alaba a Ninoy Aquino, asesinado por el régimen de Marcos

Manila, 21 ago (EFE).- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, alabó hoy la figura del senador Ninoy Aquino y la labor que desempeñó con “honor, integridad y dedicación”, cuando se cumplen 36 años de su asesinato por sicarios al servicio del régimen dictatorial de Ferdinand Marcos (1965-86).

Benigno “Ninoy” Aquino, líder de la oposición encarcelado entre 1972 y 1980, recibió varios disparos en la escalerilla del avión nada más aterrizar en Manila el 21 de agosto de 1983, cuando regresaba de tres años de autoexilio en Boston (EEUU).

“Espero que la notable vida de Ninoy como servidor público motive a trabajadores del gobierno a servir con honor, integridad y dedicación, e inspire a nuestros jóvenes a servir al país”, señaló Duterte en un comunicado con motivo del Día de Ninoy Aquino, festivo en Filipinas.

Las palabras de Duterte han generado controversia ya que el mandatario ha defendido reiteradamente el legado de Marcos -que gobernó entre 1972 y 1981 bajo la ley marcial con un ominoso historial de violaciones de derechos humanos- y los vástagos del dictador, Bongbong e Imee, se cuentan entre sus aliados políticos.

El pasado 1 de agosto, cuando se cumplió una década de la muerte de la expresidenta Corazón “Cory” Aquino -esposa de Ninoy, que lideró la oposición al dictador tras la muerte de su marido y la revuelta popular pacífica que lo derrocó en 1986-, Duterte se burló de ella y menospreció su labor.

“Cory Aquino solo fue popular porque perdió a su marido en manos de Marcos. Esa es la razón fundamental”, apuntó Duterte sobre la que fue la primera presidenta de la democracia en Filipinas.

Sin embargo, Duterte resaltó hoy el “importante rol” de Ninoy Aquino para “restaurar las instituciones democráticas hace tres décadas” y animó a seguir su ejemplo a la hora de proteger a los más vulnerables y “salvaguardar la libertad, la democracia y el estado de derecho”.

“Su sacrificio alteró el curso de la historia de nuestra nación y continúa encendiendo el espíritu de heroísmo entre nuestro pueblo”, apuntó Duterte, que en 2016 reabrió las heridas de la era Marcos al ordenar el traslado de los restos del dictador al Cementerio de los Héroes de Manila en medio de una gran controversia. EFE

%d bloggers like this: