Inicio > Noticias > Internacional > Duterte deposita ofrenda floral en la Tumba del soldado desconocido en Moscú

Duterte deposita ofrenda floral en la Tumba del soldado desconocido en Moscú

Moscú, 4 oct (EFE).- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, depositó hoy una ofrenda floral frente a la Tumba del soldado desconocido ubicada junto a la muralla del Kremlin, un monumento en honor de los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial.

El presidente colocó las cintas de la corona y guardó un minuto de silencio, tras lo cual se interpretó el himno filipino, que Duterte escuchó con la diestra sobre el corazón.

La Tumba del soldado desconocido tiene su origen en 1966 cuando las cenizas de un soldado soviético desconocido fueron transferidas de la fosa común a la región de Moscú y enterradas en una atmósfera solemne en los Jardines de Alejandro.

Al año siguiente, se inauguró un memorial, cuyo elemento clave es la llama eterna.

La guardia de honor se instaló en 1997 y en 2009, el monumento recibió el estatus de Memorial Nacional de la Gloria Militar.

Se trata de la primera visita de Duterte a Rusia después de que tuviese que regresar precipitadamente a Filipinas durante su anterior viaje, realizado en 2017, debido a una ofensiva yihadista en el archipiélago.

Durante la presente visita el presidente ruso, Vladímir Putin, le ofreció al mandatario filipino ayuda para combatir el terrorismo y expresó el deseo de incrementar los intercambios comerciales con Manila, tanto en el ámbito energético -incluido el nuclear-, como espacial, tecnológico y de transportes, especialmente aviones.

En el campo de la energía nuclear, según informó la agencia atómica rusa, Rosatom, Moscú ofrece a Manila su proyecto de central nuclear flotante, cuya primera planta fue botada recientemente.

Por su parte, el presidente filipino, empeñado en buscar diversificar sus alianzas militares, aseguró que decidió regresar a este país para corroborar su compromiso de “forjar una cooperación multilateral con Rusia”.

Duterte, que no ha escatimado elogios a Putin desde el deterioro de sus relaciones con Estados Unidos, recordó que el terrorismo y el extremismo siguen siendo una amenaza para los pueblos de ambos países.

La visita de Duterte se produce una semana después de que su Gobierno anunciara que no aceptará ayudas de los 18 países -la mayoría europeos- que en julio respaldaron en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU una resolución presentada por Islandia que condenaba los crímenes cometidos en la guerra contra el narcotráfico. EFE

%d bloggers like this: