EBay gana 924 millones de dólares en seis primeros meses de 2019, 12 % menos

San Francisco (EE.UU.), 17 jul (EFE).- El portal de ventas y subastas electrónicas eBay anunció este miércoles los resultados financieros correspondientes a los seis primeros meses de 2019, en los que ganó 924 millones de dólares, un 12 % menos que en el mismo período del año pasado, lastrado por la bajada en ingresos por intereses.

La empresa, con sede en San José (California, EE.UU.), facturó entre enero y junio de 2019 por valor de 5.330 millones de dólares, un 0,46 % por encima de los 5.220 millones ingresados en los seis primeros meses de 2018, mientras que sus accionistas lograron 1,05 dólares por título, frente a los 1,04 de 2018.

En los últimos seis meses, el portal de subastas logró rebajar su deuda a largo plazo, que pasó de los 7.685 millones de dólares con los que cerró 2018 a los 7.243 actuales.

Por áreas de negocio, el “mercado” o “marketplace”, donde se compran y venden objetos, sigue siendo la principal fuente de ingresos de eBay, y representó un 70,76 % del total de la facturación, muy por encima del siguiente grupo, que fueron los servicios de marketing con un 10,26 %.

El resto de ingresos provino de la venta de anuncios clasificados, con un 9,88 %, y de StubHub, la plataforma de la compañía para la compra y venta de entradas para conciertos, eventos deportivos y otros espectáculos (8,74 %).

“Nos hemos seguido centrando en la construcción de nuestra base de compradores activos, ofreciendo experiencias de compra increíbles y acelerando nuestras iniciativas de crecimiento”, indicó el presidente y consejero delegado de la compañía, Devin Wenig.

“La gestión de pagos sigue excediendo las expectativas, a la vez que los anuncios representan beneficios sustanciales para los vendedores y las nuevas herramientas hace que nuestro mercado sea más sencillo de usar”, añadió.

Los resultados de eBay animaron a los inversores en Wall Street, y las acciones de la compañía se apreciaban un 5,64 % hasta los 41,23 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados en Nueva York. EFE