Ecologistas echan en falta más ambición en el acuerdo climático de Katowice

Katowice (Polonia), 15 dic (EFE).- Las principales organizaciones ecologistas valoraron el paso que supone la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia), donde se han establecido las reglas que permitirán aplicar el Acuerdo de París contra el cambio climático, aunque lamentaron la falta de ambición del texto consensuado.

“Los líderes mundiales presentes en Katowice han logrado avances importantes pero, aun así, lo que hemos visto en Polonia revela una falta de comprensión fundamental por parte de algunos países de la crisis actual” que vive el planeta, dijo el portavoz de cambio climático del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Manuel Pulgar.

“Afortunadamente, el Acuerdo de París está demostrando ser resistente a las tormentas de la geopolítica global, por lo que ahora necesitamos que todos los países se comprometan a aumentar la ambición climática antes de 2020, porque el futuro de todos está en juego “, añadió.

Para Greenpeace, el acuerdo de Katowice sabe a poco “ante la necesidad de una acción más ambiciosa y urgente, especialmente después de las evidencias claras que han llegado desde la comunidad científica”.

La organización ecologista cuestiona la “falta de liderazgo de la presidencia polaca (de la cumbre)”, ya que la negociación tuvo que ser finalmente “salvada” por los negociadores de Naciones Unidas.

Más crítica fue la coalición Justicia Climática, que recordó las palabras de la adolescente sueca de 15 años Greta Thunberg, quien durante esta COP24 habló ante delegados y afirmó que “los sufrimientos de muchos van a pagar los lujos de unos pocos”, y lamentó que este mensaje sirve para resumir los resultados obtenidos.

El coordinador de Energía Limpia del Movimiento Ciudadano contra el Cambio Climático, Antonio Zambrano, dijo que en Katowice los intereses de los países ricos, “que han desoído sus obligaciones morales y legales, harán que los países pobres corran solos con los efectos del cambio climático”.

Estados Unidos recibe las principales críticas, ya que ha sido durante esta cumbre el más escéptico ante los resultados del Informe Científico del Comité de expertos de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) y, según estas organizaciones, ha intentado en todo momento que los países en desarrollo asuman la misma responsabilidad que los más desarrollados.

Brasil también ha merecido las críticas de los colectivos ecologistas, ya que su postura negativa a modificar la regulación del mercado de carbono fue uno de los principales escollos que demoraron llegar a un acuerdo en Polonia.

“Brasil ha promovido permitir que los especuladores se beneficien de sus bosques a través de los bonos de carbono”, lamentó el director de War on Want, Asad Rehman, quien subrayó que “pese a que el comercio de carbono es una política fallida, Brasil sigue promoviéndolo” en “una copia a las políticas de Donald Trump”, el presidente estadounidense. EFE