Ecuador logra reunificar a 83 menores con sus familias en Italia y EE.UU.

La Vanguardia

Quito, 31 jul (EFE).- Ecuador logró reunificar a un total de 83 menores con sus padres en Italia y Estados Unidos, separados de sus progenitores por temas de asistencia social y problemas migratorios, respectivamente, informó hoy a Efe el canciller ecuatoriano, José Valencia.

Según el ministro, la semana pasada, dos menores que estaban separados de su madre en Estados Unidos fueron reunificados luego de varios días de separación en los que contaron con el apoyo de las legaciones diplomáticas de Houston y Nueva York.

Precisó que la reunificación se concretó el pasado jueves y aseguró que Ecuador mantiene un seguimiento constante para lograr que los menores puedan seguir con su “vida normal”.

En una entrevista con Efe, el titular de la diplomacia ecuatoriana indicó que los padres de los menores nacidos en Ecuador no contaban en Estados Unidos con la documentación en regla, lo que llevó a la separación.

“Los niños tenían también parte de su familia en Estados Unidos, pero, por supuesto, siempre es mejor una reunificación de los niños con sus padres biológicos antes que con otros familiares, por más cercanos que sean”, subrayó Valencia.

Debido a la política de tolerancia cero aplicada por Washington, cerca de 3.000 menores de diversas nacionalidades fueron separados de sus padres pero, ante una demanda de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el juez federal Dana Sabraw determinó que esta norma era contraria a la ley y ordenó al Gobierno a proceder a la reunificación de las familias.

Por otra parte, en Italia, ascienden a 81 los menores de edad que retornaron a sus hogares desde la implementación del proyecto de apoyo a familias ecuatorianas que enfrentan conflictos con las autoridades de ese país.

En el más reciente caso, a principios de mes ciudadanos ecuatorianos recuperaron la tutela de dos adolescentes y se reunificaron en la ciudad de Génova con sus padres, tras haber permanecido bajo amparo de los servicios sociales en ese país desde hace once años por circunstancias que no han sido aclaradas públicamente. EFE