martes, septiembre 21, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Ecuador pedirá a la ONU que investigue la seguridad social e hidroeléctricas

Ecuador pedirá a la ONU que investigue la seguridad social e hidroeléctricas

Quito, 3 ene (EFE).- El Gobierno de Ecuador pedirá a Naciones Unidas que apoye una investigación sobre la situación de la seguridad social y las hidroeléctricas, como ya lo hiciera en proyectos petroleros y cuyos resultados son “vergonzosos”, aseguró hoy el presidente del país, Lenín Moreno.

En un mensaje a la nación, el mandatario aseguró que ha pedido a la Organización de Naciones Unidas que apoye una investigación sobre la situación en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), pues sospecha que allí también “se habían despilfarrado recursos”.

Asimismo, indicó que ha solicitado hacer lo mismo con las plantas hidroeléctricas y otros proyectos considerados “emblemáticos” durante la administración de su antecesor, Rafael Correa, un excorreligionario suyo a quien culpa ahora de casi todos los males que afectan al país.

Aunque no ofreció detalles, Moreno aseguró que los resultados de la investigación efectuada por la misión de la ONU a cinco proyectos petroleros desarrollados durante el Gobierno de Correa, contiene conclusiones “vergonzosas y escandalosas”.

Por ello, aseguró que ha decidido presentar una denuncia ante la Fiscalía del Estado para que se investiguen las supuestas irregularidades cometidas en la ejecución de dichos proyectos, sobre todo por los sobreprecios y los presuntos fallos de diseño.

Dijo que en el caso de la Refinería Estatal de Esmeraldas su rehabilitación en el Gobierno de Correa costó 2.230 millones de dólares, pese a que el presupuesto inicial era de apenas 754 millones y que, según Moreno, “no sirvió para nada”.

También habló de presuntos sobreprecios en el proyecto Refinería del Pacífico, en el Poliducto Pascuales-Cuenca (en estado crítico por supuestos errores de ingeniería) y la planta de gas “Bajo Alto”, así como fallos en la protección de pilotes en el Terminal Marítimo Monteverde.

“Por estos cinco proyectos se pagaron 4.900 millones de dólares”, cuando debió costar la mitad, por lo que el Gobierno ha decidido presentar una denuncia a la Fiscalía, con el objetivo de que estos casos no queden en la impunidad, reiteró Moreno.

De otro lado, el mandatario justificó su decisión de reducir los subsidios o ayudas estatales a los combustibles, lo que ha supuesto incrementos en los precios de las gasolinas y generado protestas de varios sectores sociales.

Esa medida y una operación de reducción del gasto público supondrá un ahorro de unos 1.200 millones de dólares anuales, que serán utilizados “exclusivamente para mejorar el futuro de los ecuatorianos”, afirmó el mandatario al señalar que la medida de ajuste no debe implicar un aumento en el precio del transporte o de otros productos.

También pidió a la justicia un mayor compromiso para atacar a la corrupción, sobre todo la que se investiga del periodo de Correa, y recordó que la Contraloría (Tribunal de cuentas del Estado) ha encontrado indicios de responsabilidad sobre 317 exfuncionarios.

Para Moreno, 2019 será un año “clave para el futuro del país” y para recuperar la economía con un “giro de timón”, que algunos analistas consideran que está ligado a intereses empresariales y a eventuales privatizaciones.

El mensaje del mandatario de esta noche no incluyó referencias sobre un audio filtrado de unas declaraciones suyas acerca del asesinato de un equipo de prensa del diario El Comercio, que levantaron polémica y que se preveía podían ser comentadas en la cadena de radio y televisión.

Horas antes, Moreno había anunciado que pediría la desclasificación del “texto completo” de su intervención y tachó de “absoluta mentira” que él dijera que no se debió haber hecho nada para salvar la vida del equipo de prensa.

La polémica por la declaración de Moreno en el audio filtrado se suma a la serie de críticas sobre el proceso de investigación del secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico de El Comercio.

El periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra desaparecieron el pasado 26 de marzo en un sector de la frontera entre Ecuador y Colombia, cuando investigaban la situación de violencia en la zona.

El 13 de abril las autoridades ecuatorianas confirmaron el asesinato del equipo y lo atribuyeron al grupo liderado por Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, disidente de la guerrilla de las FARC, abatido por fuerzas militares colombianas el pasado 22 de diciembre. EFE

A %d blogueros les gusta esto: