sábado, septiembre 18, 2021
Inicio > Noticias > Local > Editorial – La tragedia de Hidalgo duele, pero avergüenza

Editorial – La tragedia de Hidalgo duele, pero avergüenza

La tragedia de ayer en Tlahuelilpan, donde murieron decenas de personas, niños entre ellas, es el más claro reflejo de la descomposición social, de la pérdida de los valores mínimos en México.

Todavía no hay un conteo confiable sobre las víctimas, aunque la cifra creció durante la noche a más de sesenta muertos y más de cien lesionados dentro de algo por demás lamentable.

La terrible desgracia ocurrida en el estado de Hidalgo es una de las primeras facturas que el destino le cobra a quienes intentaron sin el menor recato adueñarse de lo que no les pertenecía.

Hoy, lo sorprendente en redes sociales, aparece gente que justifica el robo de combustibles y por si aquello no fuera suficiente hace responsable al gobierno por las terribles consecuencias de la explosión y exige indemnización.

México no puede ni debe conformarse con el terrible alias del “país más corrupto”. Sirva esa catástrofe para que empecemos a hacer algo, que unamos nuestra intención a la del gobierno para moralizar al país, que mucha falta le hace.

Esta es la oportunidad de hacer algo para quitarnos ese lastre de encima. Si no lo hacemos ahora, quizá no lo hagamos nunca y, pronto, otra tragedia como la de ayer vendrá y nos pasará factura.

Además de lamentar lo ocurrido ayer en el estado de Hidalgo, nos apena sobremanera que todo haya sido consecuencia a la tan normal costumbre de robar combustibles en México.

Jorge Blanco Carvajal

Director

A %d blogueros les gusta esto: