EE.UU. mata al terrorista que planeó el ataque contra base militar en Kenia

Washington, 25 feb (EFE).- El Gobierno de EE.UU. aseguró este martes haber matado al terrorista del grupo yihadista somalí Al Shabab que planeó el ataque de enero contra una base militar en Kenia, en el que perdieron la vida un soldado estadounidense y dos contratistas del Departamento de Defensa.

En un comunicado, el Pentágono informó que el 22 de febrero las fuerzas estadounidenses ejecutaron a uno de los terroristas que idearon el atentado contra la base keniana conocida como Manda Air Strip, ubicada en el sureste del país (cerca de la frontera con Somalia) y utilizada tanto por tropas locales como estadounidenses.

En el ataque estadounidense también falleció la esposa del supuesto terrorista, que según Washington también era miembro de Al Shabab.

“Los dos terroristas fueron identificados como altos cargos de Al Shabab. Uno de ellos estaba a cargo de planear y dirigir las operaciones terroristas en la zona fronteriza de Kenia, lo que incluye un ataque reciente en Manda. El otro, su esposa, también era un miembro activo de Al Shabab responsable de facilitar un amplio rango de actividades terroristas”, aseguró el Pentágono.

El Gobierno estadounidense no desveló el nombre de los supuestos terroristas fallecidos y tampoco detalló si fueron ejecutados mediante un ataque con drones, como suele ocurrir en estos casos.

En enero, Al Shabab se atribuyó el ataque en un comunicado en el que identificaba Manda Air Strip como “una de las muchas plataformas de lanzamiento de la cruzada americana contra el islam en la región”.

Desde octubre de 2011, cuando el Gobierno keniano envió al Ejército a Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en su territorio, los radicales islámicos han perpetrado numerosos ataques en Kenia.

En Somalia, donde Al Shabab controla parte del centro y el sur del país y donde aspira a instaurar un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador), los atentados también son frecuentes y el último gran ejemplo se dio el 28 de diciembre, en Mogadiscio, con un camión bomba que dejó 92 muertos. EFE