EE.UU. rechaza a ex primer ministro palestino como enviado de la ONU en Libia

Naciones Unidas, 10 feb (EFE).- Estados Unidos expresó hoy su oposición a la selección del ex primer ministro palestino Salam Fayad como nuevo enviado de la ONU para Siria, en la práctica bloqueando un nombramiento que se hace casi imposible sin el visto bueno del Consejo de Seguridad.


La embajadora estadounidense, Nikki Haley, dijo que su país está “decepcionado” por la elección del secretario general, António Guterres, para el cargo y mostró su oposición frontal.

“Durante demasiado tiempo la ONU ha sido injustamente parcial a favor de la Autoridad Palestina en detrimento de nuestros aliados en Israel”, dijo Haley.

La representante estadounidense recordó que su país “no reconoce actualmente un Estado palestino y no apoya la señal que este nombramiento enviaría dentro de las Naciones Unidas”.

“En adelante, Estados Unidos va a actuar, no solo hablar, en apoyo de nuestros aliados”, añadió.

El mensaje de Haley fue inmediatamente alabado por Israel, que destacó que el Gobierno de Donald Trump vuelve a demostrar su claro respaldo al país.

“Este es el comienzo de una nueva era en la ONU, una era en la que EE.UU. está firmemente con Israel contra cualquier intento de dañar al estado judío”, dijo en un comunicado el embajador israelí, Danny Danon.

La Administración de Trump ha insistido en que respaldará a Israel en Naciones Unidas y ha criticado insistentemente la resolución de condena de los asentamientos en Cisjordania aprobada en diciembre por el Consejo de Seguridad gracias a la abstención del Ejecutivo de Barack Obama.

Guterres informó esta semana por carta al Consejo de Seguridad de su intención de nombrar a Fayad como enviado en Libia, en sustitución del alemán Martin Kobler, que este año termina su mandato.

El secretario general, sin embargo, no había hecho pública su decisión y hoy un portavoz de Ban había rechazado confirmar que el elegido era el líder palestino. EFE