EE.UU. urge a Honduras a llevar ante la Justicia la violencia postelectoral

T13

Washington, 18 jun (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, urgió hoy al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a llevar ante la Justicia a las fuerzas de seguridad responsables de abusos durante la crisis postelectoral de 2017, en la que murieron una treintena de personas.

Pompeo y Hernández “hablaron sobre la necesidad de llevar ante la Justicia a las fuerzas de seguridad responsables de abusos a los derechos humanos, particularmente tras las elecciones de noviembre de 2017”, informó en un comunicado el Departamento de Estado.

Las protestas estallaron en Honduras después de que el organismo electoral declarase ganador a Hernández (derecha) frente al izquierdista Salvador Nasralla en un proceso con irregularidades, según denunció la Organización de Estados Americanos (OEA).

Cerca de treinta personas murieron, la mayoría por disparos, en esas protestas que sucedieron a las elecciones del 26 de noviembre.

En la reunión de hoy en Washington, Pompeo también expresó a Hernández la “urgente necesidad” de nombrar a un nuevo jefe de la “importante” Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) de la OEA “para que pueda seguir trabajando eficientemente”.

El exjefe de la Maccih el exministro peruano Juan Jiménez Mayor, dimitió en febrero por diferencias con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, sin que se haya nombrado aún a un sucesor.

Pompeo y Hernández también abordaron en su reunión los esfuerzos de Honduras para combatir al narcotráfico, para desarticular las redes de tráfico de personas y para desalentar la migración irregular hacia Estados Unidos.

En su cuenta de Twitter, Hernández explicó que le trasladó a Pompeo su “preocupación” por la política del Gobierno de Donald Trump de separar a menores indocumentados de sus familias tras cruzar la frontera.

Según Hernández, esta estrategia “violenta el principio universal del interés superior del niño”.

Hernández también le pidió a Pompeo la regularización de los cerca de 55.000 hondureños amparados por el programa Estatus de Protección Temporal (TPS), que EE.UU. canceló en mayo dando 18 meses a sus beneficiarios para buscar una alternativa o salir del país.

El presidente hondureño llegó hoy a Washington donde también tiene previsto reunirse con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, según informó Tegucigalpa. EFE