EE.UU. y Egipto hablan de importancia de proteger los derechos humanos

Eldiario.es

Washington, 8 ago (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y su homólogo egipcio, Sameh Shukri, conversaron hoy sobre “la importancia de proteger y promover los derechos humanos”, reveló la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert.

En un comunicado, la portavoz agregó que ambos hablaron de la “fuerte” relación bilateral y de la ayuda militar de Washington a El Cairo durante la reunión que mantuvieron en la capital de EE.UU.

En el encuentro coincidieron en señalar como una prioridad la cooperación en materia de seguridad en Siria y Libia, así como el avance del proceso de paz entre israelíes y palestinos.

A finales de julio, EE.UU. decidió desbloquear parte de la ayuda castrense que negó a Egipto en agosto de 2017 por “preocupaciones” sobre los derechos humanos y la democracia en el país.

En concreto, Washington condicionó 195 millones de dólares a avances en esa materia y retiró a Egipto 95,7 millones.

Bajo la ley estadounidense, el Departamento de Estado debe retener el 15 % de los 1.300 millones de dólares que concede anualmente en ayuda militar a Egipto, es decir, 195 millones, a no ser que pueda certificar que el Gobierno egipcio está haciendo progresos en democracia y derechos humanos.

El Departamento de Estado ha permitido al Ejecutivo del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, usar los fondos que anteriormente había bloqueado porque quiere “reconocer los pasos que Egipto ha tomado durante el último año en respuesta a preocupaciones específicas de Estados Unidos”.

El Gobierno no ha especificado cuáles son las áreas en las que Washington ha trabajado con el Gobierno de Egipto que le han llevado a descongelar parte de la ayuda militar.

Desde que Al Sisi llegó al poder en 2013 mediante un golpe de Estado, las autoridades han arrestado a decenas de miles de opositores, en especial los vinculados al grupo islamista Hermanos Musulmanes, al que pertenece el expresidente Mohamed Mursi, y que actualmente está considerado “terrorista” por El Cairo. EFE