miércoles, septiembre 23, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > EEUU ayudará a Polonia y Ucrania a reducir su dependencia de gas ruso

EEUU ayudará a Polonia y Ucrania a reducir su dependencia de gas ruso

Varsovia, 31 ago (EFE).- El secretario de Energía de EEUU, Rick Perry, se comprometió hoy en Varsovia a facilitar el suministro de gas licuado (GLP) estadounidense a Polonia y Ucrania, con el objetivo de ayudar a estos países a diversificar sus fuentes de energía y reducir la dependencia del carburante ruso.

Con este objetivo, Polonia, Ucrania y Estados Unidos firmaron un acuerdo en la capital polaca que servirá para promover la entrada de gas licuado estadounidense en los mercados energéticos de Europa Central y Oriental.

“Apoyamos las aspiraciones de Polonia de reducir su dependencia del gas ruso y de convertirse en un centro de distribución de GLP para sus vecinos”, explicó Perry en la rueda de prensa que siguió a la firma del documento.

“A través de Polonia, el gas licuado puede ayudar a otro aliado, a Ucrania, a prevenir la amenaza que supone su dependencia del suministro de gas ruso, pero para que esto sea posible debemos construir una infraestructura entre Polonia y Ucrania “, añadió el secretario de Energía de Estados Unidos.

“Haremos todo lo posible para diversificar los suministros de gas que llegan a Ucrania, que por ahora depende completamente del carburante ruso”, dijo por su parte el responsable polaco para la infraestructura energética, Piotr Naimski.

El acuerdo también establece que Polonia y EEUU participarán en el proceso de reforma del sector energético ucraniano y colaborarán en la construcción de infraestructuras que permitan la distribución de gas licuado en la región.

Más de un tercio de las exportaciones de gas ruso a la Unión Europea atraviesan Ucrania, que tradicionalmente usa parte del gas bombeado por Rusia hacia los mercados europeos para sus propio uso, especialmente en sus provincias orientales.

Pero el acuerdo de tránsito de gas entre Rusia y Ucrania expirará el próximo enero, y las autoridades ucranianas temen que Moscú pueda detener el suministro de gas a través de Ucrania y dejar algunas de sus regiones sin combustible en invierno.

También el Gobierno polaco busca alternativas al gas ruso, y el pasado abril dio luz verde a la ampliación de su terminal de gas natural licuado, ya que ve en este carburante una alternativa para superar su dependencia energética de Rusia antes de 2022, cuando expira el acuerdo de suministro a largo plazo con la compañía rusa Gazprom.

El gas ruso supone actualmente dos tercios del total de combustible que se consume en Polonia, algo que Varsovia quiere cambiar gracias al gas licuado que llega desde Estados Unidos en grandes barcos gaseros.

Además, Polonia espera recibir hasta 10.000 millones de metros cúbicos de gas del mar del Norte, para lo cual también el pasado noviembre se decidió construir un gasoducto que conecte Polonia con los yacimientos de gas escandinavos a través de Dinamarca.

El proyecto del gasoducto North Stream 2, que llevará el gas ruso directamente a Alemania a través del mar Báltico, sin pasar por Ucrania ni Polonia, preocupa a Varsovia y Kiev, que pierden tarifas millonarias de tránsito porque el carburante ya no pasará por sus territorios.

El documento fue suscrito hoy por Rick Perry;, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania, Oleksandr Danyliuk, y el responsable polaco para la infraestructura energética, Piotr Naimski. EFE

%d bloggers like this: