EEUU condena lanzamiento norcoreano y dice que tomará las medidas necesarias

imagen (60)Washington, 6 feb (EFE).- El Gobierno de EEUU condenó hoy el lanzamiento de un cohete de largo alcance realizado por el régimen de Corea del Norte y dijo que tomará “todas las medidas necesarias” para defender su seguridad y la de sus aliados ante las “provocaciones” del régimen de Pyongyang.


En un comunicado, la principal asesora de seguridad nacional del presidente Barack Obama, Susan Rice, urgió a la comunidad internacional a permanecer unida para demostrar a Corea del Norte que sus acciones “deben tener graves consecuencias”.

Este lanzamiento de un cohete de largo alcance para poner en órbita un satélite, que parte de la comunidad internacional considera una prueba balística encubierta, es “otra acción desestabilizadora y provocadora”, según Rice.

Además, constituye “una violación flagrante de múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, agregó la asesora de Obama.

Los programas de misiles y armas nucleares de Corea del Norte “representan graves amenazas a nuestros intereses, incluyendo la seguridad de algunos de nuestros aliados más cercanos”, afirmó Rice.

En otro comunicado emitido poco después, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, llamó a actuar de modo “firme” y “unido” en el Consejo de Seguridad de la ONU, “con medidas que dejen clara la determinación de la comunidad internacional de hacer frente a la búsqueda por parte de Corea del Norte de capacidades de misiles balísticos”.

Kerry calificó el lanzamiento de “gran provocación que amenaza no solamente la seguridad de la península coreana, sino de toda la región y de Estados Unidos”.

El lanzamiento tuvo lugar sobre las 09.30 hora surcoreana (00.30 GMT) desde la base de Sohae, también conocida como Dongchang-ri, en el extremo noroccidental del país, según confirmaron fuentes militares a la agencia surcoreana Yonhap.

Corea del Norte anunció el sábado que adelantaba el lanzamiento de un cohete de largo alcance entre el 7 y el 14 de febrero, en lugar del período inicialmente anunciado a varias organizaciones internacionales, que iba desde el 8 al 25 de este mes.

La comunidad internacional, encabezada por Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, había instado al régimen norcoreano a desistir de su plan, al considerar que esconde en realidad un ensayo encubierto de misiles balísticos y violaría por tanto varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. (1)EFE