Inicio > Noticias > Internacional > Ejército refuerza seguridad de presidio brasileño que alberga grandes capos

Ejército refuerza seguridad de presidio brasileño que alberga grandes capos

Brasilia, 7 feb (EFE).- Tropas y blindados del Ejército brasileño reforzaron este viernes la seguridad de una penitenciaría de máxima seguridad en Brasilia en la que están recluidos algunos de los principales capos de las mayores organizaciones criminales del país, como medida de “carácter preventivo” ante posibles fugas.

Los militares se encargarán de la vigilancia externa de la Penitenciaría Federal de Brasilia al menos hasta el 6 de mayo próximo, según un decreto del presidente brasileño, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, publicado hoy en el Diario Oficial.

El uso de las Fuerzas Armadas para reforzar la seguridad del presidio en la capital brasileña fue solicitado por el Ministerio de Justicia y aprobado por Bolsonaro gracias a una legislación de carácter extraordinario que permite al Jefe del Estado movilizar militares en operaciones para garantizar la seguridad pública.

“Ya estamos realizando la protección externa de la Penitenciaría Federal de Brasilia. El fuerte sistema de seguridad cuenta con blindados, apoyo de la Aviación del Ejército y tropas del Comando Militar de Planalto”, publicó el Ejército en su cuenta en Twitter, en la que también divulgó fotografías de la movilización de soldados y blindados.

El decreto suscrito por Bolsonaro y sus ministros de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, y Justicia, Sergio Moro, autoriza a las Fuerzas Armadas a usar otros medios de seguridad disponibles “en caso de necesidad” y aclara que se trata de una medida de “carácter preventivo para mantener el elevado nivel de seguridad en el local donde están aislados integrantes de organizaciones criminales”.

“Estamos previniendo siempre cualquier intento de fuga. Esos criminales son muy peligrosos y normalmente tienen planes para escapar. Pero por ahora no hay nada concreto. Son apenas medidas preventivas”, afirmó el ministro de Justicia en declaraciones a la prensa en un acto en la Embajada de España en Brasil.

La Penitenciaría Federal de Brasilia es una de las cinco de máxima seguridad administradas directamente por el Gobierno federal de Brasil y en las que es permitido mantener a los presos de alta peligrosidad aislados por varios días sin visitas ni siquiera de sus abogados.

El moderno penal, inaugurado en octubre de 2018, cuenta con 208 celdas individuales en un área de 12.300 metros cuadrados y es vigilado por agentes penitenciarios federales y un circuito de cámaras con acceso a todos los espacios y que transmiten sus imágenes en tiempo real a diferentes centros de control.

Entre los reclusos en esta penitenciaría destaca Marco Camacho “Marcola”, el principal líder del Primer Comando de la Capital (PCC), la mayor organización criminal de Brasil, que es comandada desde las cárceles de Sao Paulo pero tiene actuación en todo el país y en algunos vecinos como Paraguay y Bolivia.

Marcola purga penas que superan los 300 años de prisión por narcotráfico y homicidio, entre otros crímenes, y desde que fue recluido en Brasilia han circulado versiones en la prensa sobre supuestos planes de sus secuaces para liberarlo.

En el penal de Brasilia también están recluidos otros importantes líderes del PCC como Alejandro Camacho, hermano de Marcola; Paulo César Souza Nascimento Junior, alias “Paulinho Neblina”; y Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias “Minotauro”.

La militarización del presidio se produjo tan solo dos semanas después de que 75 presos, en su mayoría brasileños miembros del PCC, huyeran de un cárcel en Paraguay. EFE

%d bloggers like this: