El 77,6 % nicaragüenses rechaza la Nica Act impulsada en Congreso de EE.UU.

 

Managua, 11 oct (EFE).- El 77,6 % de los nicaragüenses mostró su desacuerdo con los congresistas de Estados Unidos que impulsaron la iniciativa de ley “Nica Act”, de acuerdo al último sondeo presentado hoy por la agencia de inteligencia de mercado M&R Consultores.

Según el estudio “Relaciones Internacionales de Nicaragua desde las perspectivas de los nicaragüenses”, esta cifra supone un aumento de casi 20 puntos porcentuales respecto al 58,5 % de los ciudadanos que defendieron esta opinión el pasado mes de abril.

Un 82,3 % consideró que la “Nica Act” perjudicaba a la democracia de Nicaragua, frente a un 9,6 % que señaló que la beneficiaba.

El 74,7 % de los ciudadanos se posicionó en contra de que otros países extranjeros interfirieran en los asuntos de Nicaragua.

Igualmente, el 76,8 % mostró su desacuerdo con los grupos de personas que promovieron la Nica Act desde Nicaragua.

Casi 9 de cada diez nicaragüenses, el 89,8 %, también manifestaron tener muy claro que la puesta en marcha de esta iniciativa perjudicaría tanto al Gobierno como a los ciudadanos, frente a un 2,9 % que pensaba que sólo afectaría al Ejecutivo liderado por Daniel Ortega.

Hasta un 82,5 % de los encuestados apoyaron la iniciativa gubernamental de iniciar el proceso legal para exigir el pago de la indemnización a los Estados Unidos.

La situación en torno a la Nica Act provocó sentimientos de enojo al 65,1 % de los casos, y alegría en el 1,4 % de los encuestados.

El sondeo se realizó entre el 28 de septiembre y el 8 de octubre, con una muestra de 1.400 personas mayores de 16 años, con una cobertura nacional, tanto urbana como rural. Tiene un margen de error de +/-2,60 % y un nivel de confianza de 95 %, de acuerdo con la ficha técnica.

La Cámara de Representantes del Congreso de EE.UU. aprobó a principios de octubre el proyecto de ley denominado “Nica Act” destinado a frenar los desembolsos internacionales a Nicaragua hasta que ese país celebre unas elecciones “libres, justas y transparentes”.

Ahora el proyecto deberá pasar a ser considerado por el Senado estadounidense.

El objetivo de la “Nica Act” es hacer que la Administración estadounidense se oponga a la concesión de préstamos al Gobierno de Daniel Ortega, de 250 millones a 300 millones de dólares anuales, “excepto por razones humanitarias o para promover la democracia en Nicaragua”.

El Gobierno nicaragüense tildó la “Nica Act” de “irracional, inoportuna e improcedente”, y reconoció que su aprobación desestabilizaría al país.

Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de Nicaragua y es la principal fuente de sus remesas, que alcanzan hasta un 6 % del producto interno bruto (PIB), mientras que las inversiones estadounidenses generan 300.000 empleos en el país centroamericano. EFE