Inicio > Noticias > Internacional > El accidentado juicio a Martinelli por escuchas retoma su rumbo tras retraso

El accidentado juicio a Martinelli por escuchas retoma su rumbo tras retraso

Panamá, 22 mar (EFE).- El juicio seguido al expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014), acusado de montar un aparato de espionaje político en su mandato, tuvo este viernes un accidentado reinicio, con la Fiscalía que dijo que probará su teoría del caso y la defensa que asegura que no hay evidencias que le vinculen.

Una nueva situación de salud de Martinelli volvió a retrasar la reinstalación del proceso, que se inició el 12 de marzo pasado, pero ese mismo día fue suspendido por un diagnóstico de “transtorno mixto ansioso depresivo” del exmandatario.

Este viernes, una subida de la presión arterial de Martinelli, detenido desde el pasado 11 de junio dentro de este proceso, llevó a que el acto de audiencia oral entrara en un receso hasta las 15.29 hora local (20.29 GMT), cuatro horas después de haberse iniciado, para someter al exgobernante a un chequeo médico.

El juez de la causa, Roberto Tejeira, dijo en la reanudación del juicio que Martinelli fue atendido en el Hospital Integrado San Miguel Arcángel y no en el estatal Hospital Santo Tomás como se había previsto inicialmente.

La revisión fue autorizada por Tejeira luego de que personal paramédico del sistema de emergencia 911 y del Ministerio de Salud dictaminaran que su presión había aumentado y presentaba un cuadro de arritmia.

Las dilaciones que han afectado a este caso por la salud de Martinelli hizo que la Fiscalía pidiera al Tribunal de la causa que evalúe la necesidad de aplicar una norma del Código Procesal Penal (CPP), la cual permite que en algunas situaciones el acto siga sin la presencia del procesado.

El fiscal Ricaurte González argumentó que fundamenta su pedido “en el principio de justicia en tiempo razonable”.

Aunque el juez no decidió nada al respecto, sí gestionó que el ministro de Salud, Miguel Mayo, asignará un médico para que esté de manera permanente en la sala de audiencia para atender cualquier eventual percance de salud del exmandatario.

Una vez solventada esta situación, el juicio oral se reinstaló con la presencia de Martinelli que tenía el rostro algo enrojecido, y se entró en la primera fase de sustentación de la teoría del caso por las partes (Fiscalía, defensa y querellantes).

El Ministerio Público (MP) presentó los hechos de la acusación a través del fiscal Aurelio Vásquez, quien señaló que tienen todas las evidencias para demostrar la culpabilidad de Martinelli por haber establecido un “aparato de poder” para el espionaje político, “al margen de la ley y sin amparo judicial”.

Vásquez indicó que este aparato funcionó por orden de Martinelli desde uno de los edificios del Consejo de Seguridad Nacional entre 2012 y 2014, utilizando modernos equipos tecnológicos comprados por más de 13 millones de dólares con fondos del Estado.

“Había una ordenanza de interceptar (conversaciones en teléfonos móviles) y luego se comunicaba al señor presidente, y esto lo vamos a probar aquí. El responsable es el hoy acusado Ricardo Martinelli Berrocal y por lo cual la Fiscalía espera que sea condenado a 21 años” de cárcel por los cuatro cargos por los que se le acusa, remarcó Vásquez.

El abogado querellante Carlos Herrera Morán también pidió una sentencia condenatoria contra Martinelli “a la luz de todos los elementos procesales, para que se sepa que nadie está por encima de la ley”.

Carlos Carrillo dijo en nombre de la defensa que la Fiscalía basa sus acusaciones no en hechos específicos, sino genéricos, y que no podrá probar ninguna vinculación de Martinelli con malversación de bienes públicos ni su supuesta relación con equipos tecnológicos para interceptaciones, y menos con autorizar éstas.

Ricaurte González, fiscal titular del caso, dijo a los periodistas que “ya no hay más excusas y el lunes se va a iniciar la evacuación de las pruebas” documentales por parte del Ministerio Público.

Ante lo señalado por Carrillo sobre que la Fiscalía se basa solo en hechos genéricos, el fiscal González afirmó: “Nosotros tenemos testigo protegido, tenemos más de 75 víctimas, un cúmulo de más de 50 documentos que le vamos a dar lectura a partir del lunes”.

“Si esos no son elementos (específicos), no sé entonces qué lo será”, expresó González. EFE

%d bloggers like this: