El agua brinca el arroyo, inunda la carretera Panamericana, tumba el puente y aisla un poblado

El agua se salió del arroyo, inundó la carretera Panamericana y echó abajo el puente impidiendo el libre paso vehicular y aisló a los habitantes del poblado San Antonio, municipio de Rodeo. Por suerte no hay daños personales.

Otro puente fuera de circulación por la Panamericana y un pueblo aislado.

Otro puente fuera de circulación por la Panamericana y un pueblo aislado. Foto: Jorge Paniagua UEPC.

El incidente ocurre en estos momentos en las inmediaciones del poblado San Antonio, hacia el kilómetro 144 del camino a Parral o la Carretera Panamericana, y por suerte Protección Civil está ya al pendiente de los habitantes del poblado para impedir algún daño mayor al que ya resienten por la afectación de sus bienes.

Automovilístas que han pasado por el lugar informan que de acuerdo al dicho de los habitantes del lugar, por la madrugada llovió a raudales durante varias horas, por no decir que toda la noche, y de pronto el arrollo San Antonio se salió de su cauce y provocó estropicio y medio.

Claro que los vecinos San Antonio no pudieron dormir, puesto que el agua en la búsqueda de su cauce natural, invadió caminos de terracería e inundó la carretera y tumbó el puente impidiendo el libre tránsito de vehículos.

San Antonio, para mayor seña, se encuentra entre los poblados El Casco y Abasolo, y cuya población ya está siendo auxiliada por Protección Civil en el Estado para evitar alguna consecuencia mayor.

Protección Civil del Municipio advierte a la sociedad que, si alguien tiene proyectado viajar por el camino de Rodeo, busque otra alternativa, pues el puente está derribado y el agua no permite pasar a nadie. Si es preciso utilizar otra carretera, como la Durango-Torreón para llegar a su destino.