El BEI presta a Bolivia 63,5 millones de dólares para planes de agua potable

Agencia EFE

La Paz, 27 dic (EFE).- El Banco Europeo de Inversiones (BEI) otorgó a Bolivia un préstamo de 63,5 millones de dólares para la construcción de infraestructuras de suministro de agua potable y saneamiento de aguas residuales, informó hoy esa institución.

El préstamo fue pactado mediante un acuerdo firmado entre el banco de la Unión Europea (UE) y el Ministerio de Planificación del Desarrollo de Bolivia, según un comunicado del BEI.

Los 63,5 millones de dólares, equivalentes a 54 millones de euros, estarán destinados al desarrollo de la quinta fase del programa gubernamental boliviano Mi Agua.

Estos fondos se sumarán a otros 77 millones de dólares que facilita el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF para financiar el proyecto, que complementa la cooperación bilateral en el sector de agua y saneamiento que la UE otorga al país sudamericano “en forma de donación”, agrega el boletín institucional.

Con estos recursos se ejecutarán más de 600 pequeños proyectos de inversión ,que permitirán a unas 200.000 personas acceder al agua potable y a otras 85.000 beneficiarse de mejores servicios de recolección y tratamiento de aguas residuales.

La mayoría de los beneficiarios son habitantes de pequeños pueblos en zonas rurales aisladas bolivianas, según el comunicado.

La financiación fue concedida dentro del Mandato de Préstamos para América Latina 2014-2020, por lo que el acuerdo está cubierto por la garantía presupuestaria del bloque europeo.

Para la vicepresidenta del BEI responsable de la actividad del banco en América Latina, Emma Navarro, este proyecto “es un ejemplo muy revelador” de las prioridades de la entidad en Latinoamérica.

“Con esta operación vamos a contribuir a que el agua y las redes de saneamiento lleguen a muchos pueblos que han vivido hasta ahora sin acceso a estos servicios”, destacó Navarro, citada en el comunicado.

La representante expresó, además, su complacencia por apoyar un acuerdo “que va a ayudar a mejorar las condiciones de vida de miles de bolivianos”, fomentará el uso eficiente de los recursos naturales y contribuirá “al crecimiento económico y la creación de empleo”.

Las distintas acciones incluidas en el programa se ejecutarán hasta 2022 y su puesta en marcha requerirá la contratación de unas 12.000 personas, según el BEI.

El banco de la UE destacó que es la institución multilateral que más financiación facilita en todo el mundo para luchar contra el cambio climático.

Su objetivo es dedicar al menos el 25 por ciento de su actividad total a esta prioridad, un compromiso que fuera de Europa se eleva hasta el 35 por ciento en 2020, resaltó el comunicado. EFE