El BMC gana la contrarreloj por equipos sin incidencia en la clasificación

SRM


Calpe (España), 2 feb (EFE).- El BMC Racing Team se impuso en una descafeinada tercera etapa de la Volta a la Comunidad Valencia, una contrarreloj por equipos de 30,5 kilómetros entre Benitatxell y Calpe, que no tuvo incidencia en las clasificaciones de la carrera española al no ser contabilizados los tiempos.

El equipo estadounidense, que reeditó el triunfo de la pasada edición en la contrarreloj, se impuso con mucha autoridad y marcó un mejor crono de 27:25 minutos, seguido del Astana a 1:08 minutos, mientras que el podio lo completó las escuadra francesa del AG2R La Mondiales a 1:12.

La organización y el jurado técnico de la Volta decidieron a última hora de la mañana que los tiempos de la etapa de hoy no contabilizasen por motivos de seguridad, debido a la peligrosidad que podía implicar la carretera por las condiciones climatológicas.

La climatología, muy adversa durante la mañana, mejoró poco antes de iniciarse la contrarreloj, por lo que los equipos pudieron completar la etapa sin contratiempos ni caídas.

El hecho de que no computaran los tiempos en la clasificación general restó toda emoción a la etapa, que se preveía que tuviera una incidencia importante en la lucha por el liderato.

Con tan solo la victoria de etapa en juego, muchos de los equipos favoritos se tomaron con calma la jornada, prácticamente como un entrenamiento y sin arriesgar.

La anulación de los tiempos de la etapa de hoy permite al corredor murciano Alejandro Valverde (Movistar) mantener el jersey amarillo de la general y llegar a la etapa reina de este sábado con opciones de conquistar por tercera vez la ronda valenciana.

La cuarta etapa de mañana sábado transcurrirá entre Orihuela y Cocentaina, con un recorrido de 181 kilómetros en los que se tendrán que ascender los puertos de Maigmó y Tibi, de segunda categoría; La Carrasqueta, de primera categoría; Las Trillas de tercera categoría, para acabar con la ascensión al Alto de Las Canteras Botella, de primera categoría, con un último kilómetro con una pendiente del 18 por ciento. EFE