El cálculo de la pobreza en México levanta recelos por cambios en metodología

Agencia EFE

Eduard Ribas

México, 31 ene (EFE).- En medio del proceso electoral más grande de la historia de México, el Gobierno reivindicó esta semana haber reducido la pobreza en 4,5 millones de personas desde 2012, una cifra que levanta suspicacias por los cambios en la metodología usada para calcular el dato.

Según las cifras oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2012 había 53,3 millones de pobres, en 2014 aumentó a los 55,3 millones y en 2016 descendió a 53,4 millones, un 43,6 % de la población.

Todavía no existen cifras de 2018, puesto que el reporte se publica cada dos años, pero los números manejados por el Coneval hasta 2016 demuestran que la pobreza en México no se redujo durante los primeros cuatro años de la Presidencia de Enrique Peña Nieto.

“La reducción es de cero millones”, dijo a Efe Julio Boltvinik, uno de los más reconocidos expertos sobre la pobreza en México, quien lamentó que el secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, “mintió” al decir que 4,5 millones de mexicanos salieron de la pobreza.

Boltvinik aseguró que la Secretaría de Desarrollo Social “no tiene ninguna autoridad” para aportar nuevas cifras sobre la pobreza en el país, puesto que éstas deben estar avaladas por el Coneval, institución que el experto criticó a su vez por manipular cifras.

En 2016, se desató una polémica porque el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) modificó la metodología usada para calcular los ingresos económicos de los mexicanos, una de las principales variables que el Coneval utiliza para proyectar las cifras de pobreza.

Rosario Cárdenas, investigadora de dicho organismo, contó entonces a Efe que la modificación llevada a cabo por el Inegi suponía “una ruptura en la serie histórica” de los datos puesto que, al ser calculados de forma distinta, ya no se podrían comparar entre ellos.

Pese a que ambas instituciones llegaron a un acuerdo sobre el método de medición, los cambios introducidos pueden explicar por qué ese año la evolución de la pobreza rompió su tendencia al alza.

El investigador aseguró que hay un consenso entre los investigadores mexicanos que consideran “inaceptable” tanto la modificación de los cálculos realizada por el Inegi como el hecho de que el Coneval aceptara y asimilara estos cambios.

“Los datos de 2016 no tienen ningún valor y no son comparables”, sostuvo el investigador del Colegio de México.

Boltvinik, que lleva 40 años estudiando la pobreza, explicó que el nuevo modelo se basa en una proyección estadística a partir de una encuesta sobre los ingresos por trabajo de los mexicanos, sin tener en cuenta otras formas de ingresos ni tampoco los gastos y la capacidad adquisitiva de las familias.

De hecho, según una proyección realizada por Boltvinik a partir de datos oficiales sobre el gasto y consumo de los mexicanos, la cifra de pobres en el país en 2016 pudo haber rondado los 80 millones de personas, lo que equivale al 70 % de la población.

Además, auguró que en 2017 y 2018 la cifra puede ser todavía mayor, ya que se registró una brusca caída del poder adquisitivo de las familias mexicanas, lo que conlleva un incremento de la pobreza.

“A cualquier lugar donde vayas, la pobreza es abismal, también en Ciudad de México. Cuatro de cada cinco mexicanos son pobres y los del Coneval lo saben”, dijo Boltvinik, quien afirmó que los investigadores del organismo público reciben presiones para que las cifras de pobreza no rebasen el 50 % de la población mexicana.

“La pobreza durante el Gobierno de Peña Nieto ha aumentado en millones y en porcentaje. No ha habido logro alguno en la materia”, sentenció el experto, quien añadió que el Gobierno hace propaganda con datos falsos para mejorar las expectativas electorales del candidato oficialista José Antonio Meade, rezagado en la carrera presidencial. EFE