El cambio climático afecta a 19 millones de niños en Bangladesh, según Unicef

Dacca, 5 abr (EFE).- Unos 19 millones de niños sufren directamente las consecuencias del cambio climático en Bangladesh, uno de los países más vulnerables del mundo, poniendo en riesgo su vida y su futuro, alertó hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Los habitantes más jóvenes de la nación asiática, entre los que se encuentran medio millón de menores refugiados rohinyás procedentes de Birmania (Myanmar), son especialmente vulnerables a los desastres meteorológicos, indicó la agencia de la ONU en un informe presentado hoy en Dacca.

“Nos hemos encontrado con muchos niños cuyas familias han perdido sus tierras y su forma de ganar dinero en las áreas costeras, por lo que se han visto obligados a migrar junto a sus padres”, declaró a Efe el portavoz de Unicef en Bangladesh, Jean-Jacques Simon.

Según Simon, cuando las familias desplazadas emigran a las grandes ciudades como la capital bangladesí los menores quedan en una posición especialmente precaria.

“No tienen acceso a la educación o a servicios, acaban en situaciones en las que son muy vulnerables a las drogas, en ocasiones se casan a una edad muy temprana o en el peor de los casos acaban en la industria del sexo”, sentenció.

El número de afectados es “considerable”, de acuerdo con Simon: “19 millones supone un tercio de la población”.

Inundaciones, tifones y otros desastres meteorológicos son frecuentes en Bangladesh debido a la geografía plana, su elevada densidad de población y unas infraestructuras poco desarrolladas, lo que hace al país más vulnerable al cambio climático, según el informe de Unicef, titulado “A Gathering Storm”.

“La amenaza se siente desde las llanuras al norte del país, propensas a periodos de sequía e inundaciones, hasta la costa de la Bahía de Bengala, azotada por las tormentas”, indicó Unicef en un comunicado.

Unos 12 millones de niños amenazados por el cambio climático viven a orillas de los caudalosos ríos bangladesíes, que suelen desbordarse.

A estos fenómenos meteorológicos extremos se unen consecuencias más a largo plazo del cambio climático como el aumento del nivel del mar y la intrusión de agua salada en zonas agrícolas, que ya han creado unos 6 millones de desplazados en el país asiático.

El portavoz de Unicef advirtió de que, si el mundo no actúa de forma urgente contra los avances del cambio climático, Bangladesh pagará un precio elevado y podría ver mermado su rápido crecimiento económico.

El número de emigrantes climáticos podría duplicarse, desde los 6 millones actuales, de aquí a 2050, sentenció Unicef en su informe. EFE