El cantante Saad Lamjarred será juzgado en Francia por agresión sexual

París, 13 abr (EFE).- El cantante marroquí Saad Lamjarred será juzgado en Francia por agresión sexual y no por violación, tras haber sido acusado por una joven de 20 años de haber abusado de ella el pasado mes de octubre, según reveló este sábado el diario “Le Parisien”.

La juez que lleva el caso consideró en su decisión que la violación no se ha probado por lo que recalificó los cargos contra la estrella marroquí, de 32 años.

Así, será finalmente juzgado por agresión sexual y violencia, “por puñetazos y tortas”, según el diario galo, delitos agravados por encontrarse ebrio y bajo los efectos de la cocaína.

La investigación judicial ha concluido que se encontraron restos de ADN del sospechoso en las bragas y la camiseta de la chica, pero estos indicios no son suficientes para mantener la acusación por violación, lo que ha sido considerado como un primer triunfo por la defensa.

La acusación apeló este viernes la decisión de la magistrada.

Según el testimonio de la víctima, conoció al cantante el pasado mes de octubre en una discoteca parisina. Esa misma noche se dirigieron a otra fiesta y después a la habitación de Lamjarred donde se besaron, pero cuando ella se negó a ir más allá el artista la golpeó y abusó de ella.

El cantante marroquí niega la acusación, aunque según varios trabajadores del hotel cuando la joven empezó a gritar lo encontraron enfadado y amenazante, y suplicando de rodillas que no llamaran a la Policía.

No es la primera vez que Lamjarred se ve envuelto en un caso así. Ha sido acusado en otras cuatro ocasiones de violación: en 2010 en Nueva York, en 2016 en París, en 2017 en Casablanca (Marruecos) y en agosto de 2018 año en Saint-Tropez, cuando fue encarcelado de manera provisional.

Por el primer episodio, estuvo seis meses en prisión provisional hasta que en abril de 2017 fue liberado a condición de estar controlado con un brazalete electrónico. En ese proceso, el rey de Marruecos, Mohamed VI, asumió los gastos de su defensa. EFE