miércoles, abril 21, 2021
Inicio > Noticias > Local > El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral operará en Durango a partir del 18 de noviembre

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral operará en Durango a partir del 18 de noviembre

  • El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, pilar del nuevo modelo de justicia laboral

El 1 de mayo de 2019 el Gobierno de México promulgó la Reforma Laboral más importante en los últimos 100 años. Reconstruyó los mecanismos de justicia laboral e introdujo la democracia sidnical como los principales cambios en el ámbito laboral.

La reforma recoge los principios de las modificaciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 2017, a los artículos 107 y 123, el Convenio 88 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por México en 2018, y el Anexo 23-A del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), ratificado en 2019.

El sistema operará en tres fases, la primera en noviembre 18 en los estados de Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Zacatecas, Campeche, Chiapas, Tabasco e Hidalgo.

La Reforma gira en dos ejes fundamentales: la transformación del sistema de justicia laboral para hacerla realmente expedita e imparcial. Se eliminan las Juntas de Conciliación y Arbitraje y se crean los Tribunales Laborales, dependientes del Poder Judicial, y los Centros de Conciliación federal y locales. Se privilegia la conciliación obligatoria previa a juicio.

El segundo eje es la democracia sindical. Se establece el voto personal, libre, directo y secreto de los trabajadores para elegir a sus dirigentes sindicales (proceso válido para los trabajadores del Apartados A y B); para aprobar los contratos colectivos iniciales y sus revisiones, y legitimar los contratos colectivos existentes.

Así, se crea el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, el organismo responsable de los registros de sindicatos y depósitos de contratos colectivos de todo el país; de la conciliación a nivel federal; de la verificación de procedimientos de democracia sindical y de la expedición de “Constancias de Representatividad”.

Se trata de un nuevo organismo público descentralizado, sectorizado a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS); con personalidad jurídica y patrimonio propios.

Para garantizar la independencia del Centro Laboral, cuenta con una Junta de Gobierno como organismo máximo de decisión, el cual se integra por los titulares de la STPS, la Secretaría de Hacienda, el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

 

Bajo su responsabilidad queda la función conciliatoria que deberán agotar los trabajadores y patrones antes de acudir a los Tribunales Laborales. Este proceso no deberá exceder de 45 días naturales. Se validará con convenios entre las partes que tienen el carácter de cosa juzgada y se emitirá la constancia de no conciliación en caso de no haber acuerdo, para que las partes puedan acudir ante los tribunales laborales.

 

El proceso de conciliación tiene una sola audiencia donde se cita a las partes, solo ellas negocian, no participan los abogados que puedan alargar innecesariamente el conflicto. Es la mejor vía que se inscribe dentro de la tendencia mundial para la resolución de controversias.

 

Sumado a la conciliación, el CFCRL tendrá la función registral nacional de sindicatos, contratos colectivos (así como sus revisiones) y reglamentos interiores de trabajo; y facultades de verificación de los procesos democráticos de los sindicatos, en donde la mayoría de trabajadores deben elegir a sus directivas sindicales y respaldar sus contratos colectivos de trabajo a través del voto personal, libre, directo y secreto.

 

El Centro Laboral podrá verificar el procedimiento de elección, a solicitud de la directiva sindical o de por lo menos el 30% de los afiliados al sindicato y en caso de duda razonable podrá citar a la reposición del procedimiento.

 

De igual forma, el CFCRL debe emitir la “Constancia de Representatividad” para la celebración de un contrato colectivo inicial, es decir, el documento que avala que un sindicato cuenta realmente con el respaldo mínimo del 30 por ciento de los trabajadores y en caso de que se presente más de una solicitud de Constancia, el CFCRL organizará una consulta a los trabajadores para determinar qué sindicato cuenta con el respaldo de la mayoría.