El cine español se afianza en Holanda con el Amsterdam Spanish Film Festival

Nabo

David Morales Urbaneja

La Haya, 28 may (EFE).- El estreno de “Loving Pablo” en Holanda con su director, Fernando León de Aranoa, como estrella invitada es el primer plato del “Amsterdam Spanish Film Festival”, cuya cuarta edición arranca mañana e intentará a reunir a unos “4.000 asistentes”, destacó a Efe su directora, Virginia Pablos.

El certamen llevará a las pantallas holandesas, copadas casi en su totalidad por los estrenos de Hollywood, thrillers, dramas, comedias y documentales que tienen en su ADN el sello del idioma de Cervantes.

“El cine español está siendo cada vez más demandado en Holanda. Nuestro objetivo es internacionalizarlo y mostrar su diversidad”, añadió Pablos, que destacó el crecimiento estable y gradual del certamen, tanto en espectadores como en promoción y presupuesto.

“La mayoría de las películas son ‘premieres’ (estrenos). El festival da la oportunidad a la audiencia holandesa de ver obras que, de otra forma, no podrían disfrutar”, añadió la directora del festival, que pasará por cuatro salas de Amsterdam y una de Rotterdam.

Tras la proyección de “Loving Pablo”, se abrirá un turno de preguntas y respuestas en el que los asistentes plantearán sus cuestiones a León de Aranoa.

También el estreno de “La tribu”, el próximo 1 de junio, contará con la presencia de dos de sus protagonistas, Paco León y Carmen Machi, “actores que representan bien la comedia del cine español”, apuntó Pablos, y que se someterán al escrutinio del público holandés.

Las visitas de estas figuras son un “valor añadido” para el certamen, indicó la directora, y se debe en parte gracias a Acción Cultural Española, institución pública que sufraga los costes de viajes y alojamientos.

Uno de los focos principales de la edición de este año será la comedia, pues se proyectarán títulos como “Sin rodeos”, de Santiago Segura, “La tribu”, de Fernando Colomo, y “Perfectos desconocidos”, de Alex de la Iglesia.

“Hacemos un especial de este género porque en las visualizaciones hemos encontrado comedias muy divertidas”, dijo Pablos, que reconoció la dificultad de traer “Perfectos desconocidos”, filme que cerrará la muestra en Amsterdam el 3 de junio.

“Es un ‘remake’ y los derechos de la película original son italianos. Programar la versión de Alex de la Iglesia en Holanda nos supuso unas gestiones y trámites bastante largos y costosos de correos electrónicos y llamadas”, indicó la directora.

El festival ha mantenido la sección “Cine español sin miedo”, en el que se muestran obras “más arriesgadas, con una narrativa más heterodoxa y experimental”, según Pablos, como “Verano 1993”, “Niñato” o “El mar nos mira de lejos”.

No obstante, el acento español no será el único que suene, pues el audiovisual argentino también tendrá su presencia con tres filmes y se dará a conocer un documental japonés, “Soul”, que “pone de manifiesto una analogía entre la gastronomía española y la japonesa”, explicó Pablos.

En la sección “Tesoros del pasado” se proyectará “Amantes”, el trabajo de Vicente Aranda que se llevó el Goya a la mejor película en 1991 y que cuenta con Victoria Abril y Maribel Verdú entre sus protagonistas.

Pablos mostró su confianza en la continuidad del festival porque “los holandeses están enamorados de las películas españolas. Sentimos que hay una educación cinematográfica bastante importante, a pesar de que el cine holandés no sea muy potente”.

Para futuras ediciones, la directora espera hacer “un intermezzo en noviembre”, es decir, partir el festival en dos para tener “una sección de invierno” y añadirla a la programación habitual, que normalmente se programa entre mayo y junio. EFE