El Congreso de Guatemala gasta 1,8 millones de dólares al año en alquileres

Guatemala, 29 ene (EFE).- El Congreso de Guatemala gasta al año 13,7 millones de quetzales (1,8 millones de dólares) en alquileres de propiedades, según informó hoy el ente Legislativo.


La nueva junta directiva del Congreso, elegida el pasado 14 de enero para el período 2016-2017 y comandada por Mario Taracena, del opositor Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), publicó este viernes el listado.

En el documento se observa que un total de 14 empresas rentan instalaciones al Organismo Legislativo para aparcamientos, espacios de trabajo o salas de reuniones por cantidades que van desde los 4.000 quetzales (unos 520 dólares) hasta los 80.000 quetzales (más de 10.000 dólares) anuales.

Esta situación se produce días después de que Taracena divulgara los jugosos salarios que devengan algunos empleados del Congreso, lo que provocó que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) solicitara información al presidente para investigar si existieron o existen plazas fantasma en el ente Legislativo.

El año pasado, la Cicig y el Ministerio Público (MP) establecieron que el expresidente del Congreso Pedro Muadi (2012-2013) tenía asignados 15 guardias de seguridad personal de una empresa privada.

El salario que devengaban era de 8.000 quetzales mensuales (unos 1.047 dólares) pero solo recibían 2.000 quetzales (unos 261,78 dólares) y el diputado se quedaba con el resto, según la investigación.

Muadi se encuentra detenido en una cárcel que funciona en la Brigada Mariscal Zavala a la espera de que la justicia decida la fecha en la que será enjuiciado como cabecilla de la red.

Los salarios de empleados del Congreso publicados durante los últimos días alcanzan hasta los 76.365 quetzales mensuales (unos 9.982 dólares), como es el caso de la contadora general, Hilda Roldán García, esto mientras el sueldo mínimo en Guatemala ronda apenas los 300 dólares al mes.

Los conserjes y asistentes devengan más de 20.000 quetzales (más de 2.600 dólares) mensuales, mientras que los salarios de asesores y técnicos alcanzan hasta los 2.876 dólares.

Según los datos, en el 2015 el actual presidente del Congreso tuvo a su disposición al menos 13 empleados, aún cuando la ley establece que como diputado tenía derecho a tres plazas.

“Son personas que han trabajado conmigo toda la vida”, argumentó esta semana a los periodistas el legislador, y aclaró que “no está bien” y que tiene “un pedacito de culpa”.

A raíz de la divulgación de los jugosos salarios, la Junta Directiva del Congreso decidió la semana pasada congelar la contratación de nuevas plazas presupuestadas y ha entrado en un diálogo con el sindicato de trabajadores para negociar una rebaja al aumento salarial del 10 % anual incluido en el pacto colectivo.(1) EFE