miércoles, mayo 27, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > El coordinador del “Ocean Viking” tras cuarentena: “La situación era buena”

El coordinador del “Ocean Viking” tras cuarentena: “La situación era buena”

Spread the love

Gonzalo Sánchez

Pozzallo (Italia), 24 feb (EFE).- En el barco “Ocean Viking” no se detectó ninguna “señal alarmante” que hiciera presagiar casos de coronavirus, sostiene el coordinador de rescates Nicholas Romaniuk tras la cuarentena impuesta a la nave y a los migrantes salvados.

“Las condiciones generales de los supervivientes a bordo eran buenas y no se registraron señales alarmantes de salud”, explica desde la embarcación el coordinador de las labores de búsqueda y rescates en el Mediterráneo al ser preguntado por el temor al virus.

La nave, fletada por las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Méditerranée, su tripulación y los 276 migrantes que habían sido salvados días atrás fueron sometidos a una cuarentena de catorce días a su llegada ayer domingo al puerto italiano de Pozzallo (sur).

Las autoridades italianas impusieron esa medida como “precaución” ante el brote de coronavirus en el norte del país, que ya ha causado seis muertos y más de doscientos infectados, además de desatar el temor entre la población.

Dentro del barco permanecen aislados 32 tripulantes y un periodista alemán, mientras que los migrantes rescatados, entre ellos muchos niños solos, pudieron desembarcar en Pozzallo y pasan ya la cuarentena en un centro de acogida del propio puerto.

Pero Romaniuk, de SOS Méditerranée, dice que los casos clínicos que trataron fueron “marcas de los maltratos” que los migrantes sufrieron en los centros de detención de Libia, desde donde la mayoría zarpan en dirección al norte, hacia las costas europeas.

La nave “Ocean Viking” ya ha avanzado que cumplirá con la cuarentena, pero no lo hará anclada en el puerto, en el que estuvo toda la jornada de ayer domingo, sino que ya ha salido del muelle y se encuentra detenida frente a las costas de Pozzallo.

Dentro, el equipo internacional de cooperantes se encuentra “bien”, pero Romaniuk reconoce que existe “frustración” al no poder retomar las labores de rescate de migrantes en el mar.

“Estamos bien y con salud”, asegura, al ser preguntado por las condiciones de la tripulación aislada.

Las dos organizaciones humanitarias han asegurado que en los próximos días pedirán explicaciones a Italia por esta cuarentena y han exigido que no se use el temor al coronavirus chino como “pretexto” para impedir los rescates en alta mar.

Mientras la tripulación permanece enclaustrada en la nave, los migrantes siguen en el centro de acogida del puerto de Pozzallo, cerrado por completo y custodiado con celo por la policía.

El alcalde de este municipio siciliano, Roberto Ammatuna, explica a Efe que la alarma social es “injustificada”, pero que firmó la ordenanza de la cuarentena con el solo propósito de “tranquilizar a la ciudadanía”.

El regidor apunta que la “Ocean Viking” abandonó el puerto sin cargar provisiones y sin siquiera descargar residuos.

Por otro lado, refiere que todos los migrantes aislados, entre ellos numerosos niños solos, están “bien”, pero que tres han sido ingresados en el cercano hospital de Modica: dos tenían fiebre y otro presentaba síntomas de tuberculosis.

El alcalde no cree que estos casos tengan nada que ver con el virus chino, pero alega que se decidió hospitalizarlos por “un exceso de cautela”, que considera apropiado. EFE

%d bloggers like this: