El crédito en México se duplicó en 2015, según BBVA Bancomer

casa-hipoteca-creditoMéxico, 25 ene (EFEMEX).- Entre enero y noviembre de 2015 el crédito al sector privado prácticamente se dobló al pasar de un 4,2 % en 2014 a una tasa promedio del 8 %, empujado por factores como la demanda interna, el empleo formal o la baja inflación, reveló hoy un informe de BBVA Bancomer.

“El crédito a empresas fue el segmento que tuvo el mayor ritmo de expansión, con una tasa promedio anual real de enero a noviembre de 10,1 %, la más alta para un mismo periodo desde 2008, cuando se registró un incremento del 24,1%”, detalló el informe “Situación Banca” del Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer.

La institución financiera destacó que el segundo segmento de mayor crecimiento fue el crédito a la vivienda, con un aumento anual real promedio de 8,4 %, el mayor para un mismo periodo desde 2010, cuando alcanzó el 10%.

El crédito al consumo registró un aumento anual real promedio del 4,1 %, un mejor resultado que en el mismo periodo de 2014 (3,7%), aunque por debajo de lo observado en años previos.

Según el informe, parte del desempeño del crédito durante 2015 puede atribuirse a la mejoría en la demanda interna, el crecimiento del empleo formal y el entorno de baja inflación que favoreció el poder adquisitivo de los hogares y les permitió tomar préstamos mayores.

El dinamismo del crédito fue mayor que el ritmo de crecimiento de la economía, “lo que sugiere que existieron otros factores que influyeron” en su comportamiento durante el año.

Entre ellos se encuentran la depreciación que ha sufrido el tipo de cambio, que tiene un efecto de revaluación positivo, así como la posible sustitución de deuda denominada en moneda extranjera por deuda en moneda nacional por parte de empresas mexicanas.

“Ambos contribuyeron a acelerar el ritmo de crecimiento de la cartera a empresas durante 2015”, consideró el banco.

El estudio detalló, además, que durante 2015 la captación bancaria tradicional creció al 11,4 %, 5,1 puntos porcentuales por arriba de la registrada en el año anterior.

La institución señaló que, como proporción del producto interno bruto (PIB), la deuda subnacional se ha estabilizado y su nivel aún se considera bajo.

“Sin embargo, la poca flexibilidad y baja transparencia de las finanzas públicas locales resalta la importancia de dar seguimiento a la evolución de estas obligaciones”, añadió.

Respecto a la depreciación del tipo de cambio, indicó que “ha tenido efectos negativos” sobre el endeudamiento en moneda extranjera de compañías mexicanas. Si bien “no constituye un riesgo sistémico”, puede implicar el deterioro de empresas.

En cuanto a los hogares, muchos mantienen un balance financiero saludable y tienen la capacidad de sobrepasar periodos de estrés financiero, aunque existen algunos que no poseen la solidez necesaria para afrontar choques a su ingreso o gasto, principalmente entre los deciles de ingreso más bajo, resaltó el informe. EFEMEX