El cubano Osleni Guerrero sigue avanzando en el torneo internacional de Perú

Radio Cadena Agramonte

Lima, 29 jun (EFE).- El cubano Osleni Guerrero siguió hoy avanzando en el torneo internacional de bádminton de Lima al alcanzar las semifinales en el cuadro de individuales y en los dobles masculino, pero quedó eliminado en la segunda ronda de los dobles mixto.

Guerrero se jugará un lugar en la final de los partidos individuales frente al checo Milan Ludik, tras ganar en los octavos de final al estadounidense Timothy Lam por 2-0 (21-18 y 21-10) y en los cuartos al canadiense Xiaodong Sheng también por 2-0 (21-19 y 21-19).

En la otra semifinal el mexicano Lino Muñoz se medirá al guatemalteco Kevin Gordon, tras deshacerse ambos en cuartos de final del cubano Leodannis Martínez y del mexicano Job Castillo, respectivamente.

Guerrero y Muñoz se medirán el sábado en las semifinales de los dobles masculinos acompañados de Martínez y Castillo, sus respectivas parejas.

Los cubanos ganaron en los cuartos de final a los peruanos Bruno Barruesto y Diego Subauste por 2-0 (21-13 y 21-15) mientras que los mexicanos se impusieron a los dominicanos William Cabrera y Nelson Javier también por 2-0 (23-21 y 21-11).

En el dobles mixto, Guerrero y su compatriota Yeily Ortiz quedaron apeados en la segunda ronda por la pareja formada por el canadiense Seng y la estadounidense Crystal Pan, que ganaron por 2-0 (21-18 y 21-14).

En el cuadro de los individuales femenino, la cubana Taymara Oropesa buscará clasificarse para la final del torneo frente a la estadounidense Disha Gupta, mientras que en la otra semifinal se enfrentarán la brasileña Fabiana Silva y la estadounidense Crystal Pan.

En el dobles femenino, las semifinales enfrentarán a parejas peruanas con dominicanas, pues por un lado jugarán las locales Daniela Macías y Danica Nishimura, favoritas para ganar el campeonato, con las caribeñas Nairoby Jiménez y Bermanry Polanco.

Por el otro lado estarán las peruanas Inés Castillo y Paula Latorre contra las dominicanas Noemí Almonte y Anny Sánchez. EFE