El cultivo de opio en Birmania prolifera en zonas sin control gubernamental

Bangkok, 3 mar (EFE).- El cultivo de opio en el estado de Shan, en el este de Birmania (Myanmar), se concentra en las zonas fuera del control del Gobierno y sometidas al conflicto bélico entre el Ejército y guerrillas, informó hoy Naciones Unidas.

La Oficina contra la Droga y el Delito de la ONU (UNODC) indicó en un nuevo informe que un gobierno estable y unas buenas condiciones de seguridad tienen un “impacto considerable” en la decisión de cultivar adormidera.

El estudio analizó 591 aldeas de 39 municipios y encontró que el 88 por ciento de las que están fuera de control gubernamental cultivan opio, frente al 76 por ciento en zonas con presencia del Gobierno.

También halló una mayor percepción de inseguridad en las aldeas productoras (un 11 por ciento) con respecto a las no productoras (un 2 por ciento).

El grueso del cultivo de opio en el país se concentra en el estado de Shan, donde en los últimos meses se han intensificado los combates entre el Ejército y varias guerrillas de minorías étnicas pese a los esfuerzos del gobierno para impulsar un proceso de paz.

Según UNODC, este diálogo de paz podría mejorar la gobernabilidad y la seguridad en la zona, lo que tendría un impacto tangible en las comunidades y reduciría su necesidad de implicarse en el cultivo de opio.

“La conexión entre el conflicto y el cultivo de opio significa que las intervenciones deberán tener en cuenta atenuación o resolución”, dijo el director regional de UNODC, Jeremy Douglas, en un comunicado.

“Esto significa que las estrategias y programas de ayuda a las comunidades para que se alejen de la economía del opio deberán tener en cuenta también las causas y consecuencias del conflicto”, añadió Douglas.

El estudio determinó que uno de cada diez hogares en las aldeas analizadas están implicados directamente en el cultivo de opio, del que dependen para ganar el dinero que necesitan para comprar comida y garantizar servicios básicos.

También encontró que la proporción de productores de adormidera disminuye entre los agricultores propietarios de tierras.

Un informe de UNODC de 2015 identificó 55.000 hectáreas dedicadas al cultivo de opio en Birmania, lo que situó al país asiático como segundo productor mundial por detrás de Afganistán.

El 91 por ciento de la producción se concentró en el estado de Shan, responsable de la mayor parte de los 823 millones de toneladas que ese año se cultivaron en el Triángulo de Oro, zona en la que confluyen las fronteras birmana, laosiana y tailandesa. EFE