El Deportivo cierra la etapa del uruguayo Munúa en el filial

Radio Huancavilca

A Coruña (España), 28 may (EFE).- El RC Deportivo ha anunciado este lunes que la dirección de fútbol formativo del club ha comunicado al uruguayo Gustavo Munúa que no continuará al frente del filial blanquiazul, al que esta campaña clasificó para la fase de ascenso a Segunda División española.

La vinculación entre el Munúa y el Deportivo finalizará con el vencimiento del contrato firmado por ambas partes el próximo 30 de junio.

El técnico fue incorporado por el Deportivo a principios de noviembre para suplir el hueco que había dejado Cristóbal Parralo al hacerse cargo del primer equipo.

Cristóbal había dejado al equipo al frente de la clasificación y Munúa, que lo cogió en la segunda posición, consiguió finalizar la temporada como subcampeón del Grupo I de Segunda B después de que en la última jornada los árbitros no dieran validez a un gol fantasma que le hubiera dado el primer puesto.

En la fase de ascenso, que afrontó sabiendo que no podía ascender por culpa del descenso del primer equipo a Segunda División, el filial del Dépor fue eliminado este fin de semana por el Extremadura.

El Deportivo le ha agradecido “su apuesta” por el segundo equipo blanquiazul y “toda la dedicación, el trabajo y el esfuerzo realizados durante estos meses en A Coruña, tanto por él como por su segundo entrenador, Christian Berman”.

“Las cualidades, tanto técnicas como humanas de Gustavo Munúa, han permitido al Fabril realizar la mejor temporada de su historia”, recuerda el Deportivo.

Munúa, que como jugador defendió la portería del conjunto gallego seis temporadas la década pasada, pone fin así a su etapa como técnico del equipo blanquiazul.

Tras haberse retirado en 2015, Munúa empezó su carrera en los banquillos, primero como técnico del Nacional de Montevideo entre junio de 2015 y junio de 2016 y, posteriormente dirigió al Liga Deportiva Universitaria de Quito, conjunto de la Primera División ecuatoriana, en el primer semestre de 2017.

Con el Deportivo debutó en Europa como jugador y también como técnico en la que ha sido su tercera experiencia en los banquillos.

Su fichaje como entrenador fue polémico porque meses después de haberse hecho cargo del equipo, el Deportivo se alineó con la petición del fiscal en el escrito de acusación por el presunto amaño del partido entre el Levante y el Zaragoza en 2011, en el que estaba implicado Munúa y cuyo resultado llevó al conjunto gallego a Segunda División.

El Deportivo, en la misma línea que la Fiscalía, pide penas de dos años, que en principio no implicarían el ingreso en la cárcel, contra los futbolistas, técnicos y directivos investigados, así como una inhabilitación de seis años y multa. EFE