miércoles, julio 8, 2020
Inicio > Noticias > Local > El dinero también está en cuarentena

El dinero también está en cuarentena

  • Para evitar riesgos de contagio muchos optan por transacciones electrónicas

Ciudad de México (Agencias/El Mejor Trato).- Debido a la rápida propagación mundial del COVID-19, el cual recientemente fue declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se están tomando drásticas medidas de prevención con el fin de evitar el avance del mismo.

Una de esas recomendaciones recientemente difundida está relacionada con el manejo de dinero en efectivo ya que la manipulación tanto de billetes como de monedas sería una fuente de transmisión del virus. Por eso mismo es que se aconseja la utilización de medios electrónicos para realizar cualquier transacción de dinero.

El coronavirus está afectando a todos los aspectos de nuestra vida y la economía doméstica no es la excepción. Algunos virus de la misma familia, como el SARS o el MERS, pueden sobrevivir en cristales, plásticos o metales hasta nueve días, pero también en papel y tela. Si tenemos en cuenta estas características similares, es probable que al ser el dinero manipulado por muchas personas varias veces en el día, el riesgo de contagio del Covid 19 aumente. Por lo que, a modo de prevención y ante lo desconocido del enemigo silencioso, se desaconseja la utilización de dinero en efectivo.

Como cualquier otro objeto que haya sido manoseado, puede contener bacterias o virus procedentes del organismo de sus anteriores propietarios. Como buena práctica de higiene, hay que manejarlo con cuidado y lavarse las manos después de tocar dinero en efectivo, y evitar pasar la mano por ojos, nariz y boca. Siendo consecuentemente más aconsejable usar pagos contactless.

EFECTIVO, LO MÁS USADO EN TRANSACCIONES

En México, donde habitan 125 millones de personas, de acuerdo a la comparadora de servicios financieros mejortrato.com.mx el efectivo sigue siendo el principal medio para hacer pagos: 9 de cada 10 mexicanos utiliza billetes y monedas para cubrir sus gastos cotidianos como alimentos, transporte, gas, agua, renta, etc.

Nuestra preferencia por el dinero físico se confirma en cada estudio o encuesta al respecto. El INEGI reporta, por ejemplo, que el 95% de los mexicanos elige este método de pago cuando realiza compras de 500 pesos o menos; cuando se paga más que esa cantidad, el porcentaje disminuye apenas al 87%.

 A pesar de que no se esté considerando de manera oficial al dinero como un elemento de transmisión, algunos países han decidido desinfectar monedas y billetes para frenar el coronavirus.

En varias regiones de España ya no reciben dinero en efectivo para abonar pasajes de colectivos o de metro. Únicamente se puede abonar con tarjetas de crédito o débito, o con la tarjeta que utilicen los transportes según la empresa o región. De esta manera se asegura de que tanto pasajeros como empleados no manipulen dinero en efectivo y que así se pueda disminuir la posibilidad de contagio del coronavirus.

En China, país con el mayor número de casos con coronavirus, el banco central ordenó a todos los bancos que realicen un proceso de limpieza y de desinfección profunda de dinero en efectivo para intentar contener la propagación del virus a través del dinero físico.

En Estados Unidos comenzó a crecer el miedo por el contagio a través del dinero en efectivo. El papel con que están hechos los dólares estadounidenses es 75% algodón y 25% lino, lo cual permite a los gérmenes permanecer más tiempo en este tipo de superficies en comparación con otras superficies más duras y lisas. Por este motivo, un gran número de comercios se niega a aceptar dinero físico y solo aceptan tarjetas de crédito o débito y tarjetas prepago.

BENEFICIOS DEL DINERO ELECTRÓNICO

Seguridad.- Para muchos de los ya usuarios de dinero electrónico, el uso de tarjetas o el manejo del dinero a través de cualquier dispositivo con acceso a Internet resulta mucho más seguro que transportar una cierta cantidad de dinero en sus billeteras o carteras. Esto les previene de exponerse a robos o pérdida de dinero.

Velocidad.- El manejo de dinero electrónico siempre será más rápido que el manejo de dinero físico. Con unos simples clics ya se puede transferir dinero a alguna cuenta o pagar por algún producto o servicio. Así como también hacer transferencia de dinero a personas o entidades que se encuentren en el exterior sin la necesidad de tener que acudir a un banco.

Comodidad.- El manejo del dinero a través del móvil o desde una computadora se vuelve más cómodo para sus usuarios ya que estos no tienen la necesidad de acudir a un banco para retirar dinero o esperar a ser atendidos en el caso de que se quiera realizar una operación bancaria.

En conclusión, si las autoridades toman cartas en el asunto para desalentar el uso del dinero físico y así empezar a operar mayormente con dinero electrónico, esto beneficiaría, no solamente a los usuarios que hoy en día se adaptan rápido a las nuevas tecnologías y están dispuestos a probar nuevos métodos de pago, sino también a los comerciantes que reciban este tipo de pago.

Finalmente, el virus terminaría siendo un disparador del uso de tarjetas de crédito y débito a largo plazo, ya sea porque los comerciantes empezarían a aceptar únicamente pagos de forma online o porque los gobiernos podrían empezar a promover esta metodología de pago con el fin de evitar el contagio del coronavirus a través del dinero, convirtiéndose esta situación en un inesperado acceso al mundo de los pagos en línea y el e-commerce.

Fuente: Mejortrato.com.mx

%d bloggers like this: