El editor italiano Feltrinelli aboga por leer como acción revolucionaria

El Universal

Cartagena (Colombia), 25 ene (EFE).- El presidente del grupo editorial Feltrinelli, el italiano Carlo Feltrinelli, aseguró hoy durante una charla con su colega alemán Heinrich von Berenberg y el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince que en el mundo actual “leer un libro es una acción revolucionaria”.

Durante la primera jornada de la XIII edición del Hay Festival de Cartagena, el editor italiano aseguró que “el libro sigue siendo el instrumento más eficaz para el desarrollo de la cultura”, en el mundo de hoy hiperconectado que “nos bombardea de información”, puesto que supone “tomar tiempo de sí mismo”.

Feltrinelli afirmó que con relación al pasado, hoy “hay un gran cambio de ecosistema. El siglo pasado estábamos en la era Gutenberg y ahora estamos en la era (Mark) Zuckerberg”, nombre del creador de Facebook.

“Eso significa que la industria editorial creció en el siglo pasado con la relación de estos autores que tenían la capacidad de activar ideas y sentimientos, estaban los partidos políticos de masas, los periódicos que dictaban la agenda de la clase pudiente, la televisión generalista, la radio, la iglesia, la ideología”, rememoró.

“Hoy todo esto cambió; en Europa un joven no vota por los políticos tradicionales, no lee periódicos, no ve televisión generalista, no frecuenta librerías, al contrario participa de movimientos sociales en campañas específicas, se informa a través de las redes sociales, ve series televisivas en la computadora y compra libros por Amazon, esta es la situación actual”, manifestó.

No obstante, Feltrinelli se mostró optimista y dijo que “el libro ha demostrado que puede resistir como texto”.

“Sigue siendo un mecanismo de intermediación, el libro tiene la cualidad de que es el producto de un determinado autor y es solicitado por el editor que lo publica y hay quien lo lee”, afirmó.

“El libro (físico) está vivo, sin embargo a la industria editorial hay que protegerla”, agregó.

El editor alemán Heinrich von Berenberg reconoció que en Alemania hay un gran mercado para la industria editorial, pero confesó que jamás, desde que fundó hace 14 años su editorial Berenberg Verlag, ambicionó tener una editorial muy grande.

“Quería una editorial pequeña, yo diría una editorial de esquina”, aseguró von Berenberg.

“Por eso ahora tenemos una editorial que edita hasta diez libros al año, nunca más; es una editorial con un programa de literatura de no ficción y este es el nicho donde estamos y nos funciona”, dijo.

Heinrich von Berenberg es hijo de Cornelius von Berenberg-Gossler (1874-1953), nació en el seno de una familia adinerada y el tener recursos, confesó, le ha dado “mucha libertad” que ha empleado para hacer su empresa editorial a la justa medida.

Antes de tener su propia editorial siempre trabajó para editoriales izquierdistas “pues en la Alemania de los años 60 eran muy comunes y los mejores editores eran de la izquierda”.

Ahora aunque su librería no es un proyecto político absolutamente definido como tal, declaró que a pesar de que no le gusta decir que los libros que edita son “para educar a la gente” si cree hacen “libros que pensamos que los lectores deben leer”.

“Es un poco un proyecto dictatorial, pero pensamos que los lectores deciden si quieren y les interesa, y siempre esto es lo difícil en la industria editorial”, agregó.

Heinrich von Berenberg se ha interesado mucho por la literatura en español y es reconocido por haber traducido al escritor y poeta chileno, Roberto Bolaño.

Por su lado, la editorial Feltrinelli fue la que editó los diarios de Ernesto “Che” Guevara y fue la primera en traducir al italiano una obra de Gabriel García Márquez. EFE