El embajador de Estados Unidos destaca la independencia de poderes en Perú

Agencia EFE

Lima, 30 nov (EFE).- El embajador de EE.UU. en Perú, Krishna R. Urs, afirmó

hoy que es “un convencido de la independencia de poderes” en el país andino, en medio de las investigaciones por corrupción que han llevado al expresidente Alan García a solicitar asilo a Uruguay tras asegurar que es un perseguido político.

“Todo es perfectible (…) soy un convencido de la independencia de los poderes aquí. Han podido actuar de una manera independiente y eso es una fortaleza del Gobierno peruano”, declaró Urs a la emisora RPP Noticias.

El diplomático destacó el avance que ha tenido el fortalecimiento de las instituciones en los últimos años en Perú, un país en el que estuvo desde 1996 hasta 2000 como consejero económico de su embajada y, en su juventud, como parte de una visita universitaria.

“Cuando miro lo que se ha hecho en Perú a través de este tiempo, de mover de un periodo de dictadura militar a un periodo de democracia perfectible, hasta ahora ha habido avances importantes en la economía, en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo”, comentó.

El embajador también resaltó el impacto que ha tenido el tratado de libre comercio bilateral y sostuvo que la relación comercial “es algo muy positivo tanto para Perú como para Estados Unidos”.

“El intercambio comercial es uno de los fuertes de la relación entre Estados Unidos y Perú. Hoy tenemos un acuerdo de libre comercio que se firmó en 2006 y entró en vigencia en el 2009. En ese periodo hemos duplicado el comercio total entre ambos países”, dijo.

Las declaraciones del embajador se dieron mientras en Perú se siguen investigaciones fiscales y judiciales contra expresidentes y altos funcionarios por presuntos casos de corrupción, entre ellos los aportes irregulares de la constructora brasileña Odebrecht.

En ese contexto, el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) ingresó el pasado 17 de noviembre a la residencia del embajador de Uruguay en Lima y presentó una solicitud de asilo pocas horas después de que un juez le impidiera abandonar el país por 18 meses para asegurar su presencia en una investigación, ya que reside en Madrid desde 2016.

García alega que es víctima de una persecución política y en su país no existe independencia de poderes, mientras se le investiga por la presunta comisión de los delitos de colusión y lavado de activos en un caso de sobornos pagados por Odebrecht en la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

El ministro peruano de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, señaló este jueves que la decisión que tome el Gobierno de Uruguay sobre el asilo fijará también una posición internacional sobre la democracia en Perú, ya que si lo concede estaría validando los argumentos de García sobre que existe persecución política.

El ministro reiteró que en Perú existe un Estado de Derecho, sin interferencia de poderes y con libertades absolutas, y recordó que incluso hay funcionarios del actual Ejecutivo, como la vicepresidenta Mercedes Aráoz, que afrontan imputaciones de la Fiscalía. EFE