Inicio > Noticias > Internacional > El faraón catalán sacude Egipto con acusaciones a Sisi en las redes sociales

El faraón catalán sacude Egipto con acusaciones a Sisi en las redes sociales

Isaac J. Martín y Aya Ragheb

El Cairo, 11 sep (EFE).- Presentado como el “faraón catalán” o “el rey de los Ferraris”, el empresario y actor egipcio Mohamed Ali ha sacudido las redes sociales de su país con duras acusaciones de corrupción al presidente, Abdelfatah al Sisi, que se han vuelto virales y mantienen al país en vilo.

Con el aval de 15 años de negocios a través de su empresa Amlaak con el Ejército egipcio en proyectos de construcción, las confidencias y acusaciones de Ali, de 45 años, han hecho que sus videos acumulen cientos de miles de visitas en sus cuentas personales y ya le han valido una demanda en su país.

La saga comenzó el pasado 2 de septiembre, cuando decidió publicar una cinta, que posteriormente fue retirada de Facebook, en la que criticaba a Al Sisi, a su mujer Intissar y a oficiales egipcios.

“Siempre tú dices que gobiernas Egipto, ¿cómo lo gobiernas? Vergonzoso, ladrón”, espetó desde su oficina en Barcelona, ciudad donde se encuentra ahora instalado.

Tal ha sido su popularidad en Egipto y en las redes sociales que desde entonces ha decidido subir cada día un vídeo criticando al Gobierno y contesta a las declaraciones que realizan en contra de su persona, como un tertuliano más con su propio programa en el que realiza soliloquios.

LOS SECRETOS DE MOHAMED ALI

“Los secretos de Mohamed Ali” es el título de la página en Facebook que se actualiza a diario para relatar las peripecias durante estos años de relación con el poder en Egipto, país gobernado por Al Sisi desde 2014 tras un golpe de Estado.

En su último vídeo de hoy, Ali vuelve a criticar a Al Sisi.

“¿Cómo vas a sacarnos de la necesidad de pedir dinero mientras tú estas rogando dinero de Arabia Saudí y esperas a (el príncipe heredero saudí) Mohamed bin Salman en la escalera para que te dé dos monedas?”, se pregunta.

Usa la etiqueta “#Mohamed Ali les escandalizó” para publicitar sus propios vídeos y se ha colado entre las tendencias en Egipto durante los últimos días.

A esa misma etiqueta, los usuarios egipcios han contestado diciendo: “No sabemos si seguimos a nuestro hijo Mo Salah (ídolo local y jugador del Liverpool) o a nuestro hijo Mo Ali en España”.

REPERCUSIÓN OFICIAL

Desde que el exmariscal Al Sisi fuera elegido presidente en 2014, la mano del Ejército egipcio en la economía del país es cada vez más visible, aunque debido a que sus presupuestos no son publicados, se desconocen exactamente las cifras.

El portavoz del Ejército egipcio, Tamer al Rifai, aseveró la semana pasada en una llamada a un programa de televisión que las Fuerzas Armadas “supervisan” 2.300 proyectos en el país y especificó que “no trabajan” en ellos.

La reacción a este crítico en un país en el que se suele realizar campañas de arrestos contra disidentes por “publicar falsas noticias” si estos cuestionan a los altos mandos de la jerarquía egipcia no se ha hecho esperar.

Varios letrados ya han formalizado una denuncia contra Ali.

Uno de ellos, el abogado Mohamed Hamed Salem, indicó a Efe que ha presentado una denuncia en la que le acusa de “difundir noticias falsas y rumores, colaborar con aparatos hostiles, alta traición y atentar contra las instituciones del estado”.

Estas acusaciones ya han sido remitidas a la Fiscalía de la Seguridad del Estado, quien investigará estas acusaciones, aunque el resultado “se sabrá dentro de unos días”, aseveró.

El Gobierno egipcio no ha reaccionado hasta el momento, pero en los medios de comunicación se han hecho eco, pese a que suele haber censura y opacidad a la hora de relatar estos escándalos.

Hace una semana, en el programa de televisión de “Aala Masuleyti” (Bajo mi responsabilidad) del canal Sana al Balad, el padre de Ali fue entrevistado y desacreditó gimoteando a su hijo ya que fue una “sorpresa” lo que hizo, aclarando que siempre han sido “patriotas”.

SU VIDA EN BARCELONA

Este polifacético personaje también es actor y el pasado junio presentó en Barcelona la película “La Otra Orilla” (The Other Land), que narra la odisea de tres jóvenes egipcios que tratan de emigrar a Italia de forma ilegal y que ganó este año el Premio a la Paz de Luxemburgo que entrega la ONG Schengen Peace Foundation.

Para dejar su huella en la ciudad condal, él mismo ha subido vídeos conduciendo coches deportivos, lo que le ha valido el apodo de “rey de los ferraris” por esta cara afición.

Y con la aspiración de que su nombre resuene más en Cataluña, el magnate ha mostrado su intención de levantar una “pirámide de cristal” en la ciudad condal como uno de sus proyectos, aunque afirma que continúa esperando la confirmación del Gobierno catalán. EFE

%d bloggers like this: