Inicio > Noticias > Internacional > El Gobierno alemán afirma que el paro subirá por el coronavirus

El Gobierno alemán afirma que el paro subirá por el coronavirus

Berlín, 31 mar (EFE).- El ministro alemán de Trabajo y Asuntos Sociales, Hubertus Heil, aseguró este martes que el desempleo en Alemania subirá como consecuencia de la crisis del coronavirus y que, pese a que se podrán salvar muchos puestos de trabajo, no se podrán mantener todos los actuales.

“Podemos salvar muchos puestos de trabajo pero no vamos a poder salvarlos todos. El desempleo volverá a subir por primera vez en muchos años en Alemania”, advirtió Heil en conferencia de prensa.

Las cifras presentadas hoy no muestran aún las repercusiones de la crisis. Con 2,335 millones de personas sin trabajo -60.000 menos que en febrero y 34.000 más que en marzo de 2019, la cuota de desempleo bajo 0,2 puntos para situarse en el 5,1 por ciento.

Pero los efectos para el mercado laboral, según Heil, están por venir y hay que hacer frente a las consecuencias sociales de los mismos

Heil señaló que muy probablemente las repercusiones de la crisis del coronavirus serán mayores que las de la crisis financiera y económica de 2008 pero también añadió que Alemania está preparada para paliar las consecuencias sociales de la crisis

“Estamos frente a esta crisis pero no estamos sin protección. Alemania es uno de los estados sociales más fuertes del mundo, comparen ustedes por ejemplo con EEUU”, dijo Heil.

El ministro recordó que Alemania y, en concreto, la Agencia Federal de Empleo tienen reservas para hacer frente a la situación.

“Afortunadamente hemos formado reservas para hacer frente a los malos tiempos”, aseguró el ministro.

El Gobierno ofrece herramientas como la jornada reducida subvencionada con la que una empresa puede recortar la jornada de parte de sus trabajadores, tras un acuerdo con el comité de empresa o directamente con ellos en donde no haya comité de empresa, y presentar, para que se aprueba la medida, una solicitud a la Agencia Federal de Empleo

La agencia, tras aprobar la solicitud, asume la totalidad de las cotizaciones a la seguridad social.

“Con ello los trabajadores mantienen su puesto de trabajo y pueden volver a la jornada completa cuando termine la crisis”, recordó Heil.

El director de la Agencia Federal de Empleo, Detlev Scheele, por su parte, dijo que la cifra de solicitudes de jornada subvencionada reducida que han llegado en las últimas semanas -presentadas por 470.000 empresas- muestran la dimensión de la crisis.

Scheele explicó que sólo después de que se salga del régimen de jornada reducida se podrá precisar cuantos trabajadores se han visto afectados por ella porque se trata de un régimen que las empresas pueden utilizar de manera flexible.

La Agencia Federal de Empleo tiene reservas por valor de 26.000 millones de euros y se han solicitado otros 10.000 millones para enfrentar gastos extraordinarios.

“No nos ponemos límite, tenemos reservas y si las reservas se acaban recurriremos al Gobierno”, dijo Scheele.

A quienes recurran a la ayuda social durante la crisis no se les exigirá que gasten primero sus ahorros ni que se muden a una vivienda más pequeña y más barata.

Los gastos de vivienda y calefacción son asumidos por la ayuda social aunque normalmente con ciertos límites en cuanto al tamaño del piso y al número de personas que lo habiten.EFE