El Gobierno argentino intenta sumar apoyos a su petición de ayuda al FMI

Teinteresa.es

Buenos Aires, 10 may (EFE).- Mientras el ministro argentino de Hacienda, Nicolás Dujovne, pidió hoy formalmente en Washington un crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI), el oficialismo ha redoblado sus contactos políticos e internacionales para intentar sumar apoyos a su plan económico.

En Buenos Aires, el presidente argentino, Mauricio Macri, se reunió con cinco gobernadores provinciales opositores de orientación peronista, claves para la gobernabilidad del país y con una fuerte influencia en la política parlamentaria, a los que el Gobierno ya ha recurrido en otras situaciones delicadas.

Aunque ninguno de los dirigentes provinciales se pronunció tras el encuentro, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, presente en las conversaciones, declaró que estaban “convencidos de que hay que sostener y apoyar todas las políticas que impliquen que la Argentina continúe en esta senda de crecimiento económico”, según citó la agencia estatal Télam.

La reunión en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, contó con la participación de los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manzur (Tucumán), Sergio Uñac (San Juan) y Domingo Peppo (Chaco), y llegó después de que en los días previos Macri viese a sus socios de la coalición gobernante Cambiemos para cerrar filas.

Al igual que ya hiciese con sus aliados, Macri expuso su visión de la situación económica que terminó con el recurso al FMI, del que hoy se ha conocido que será del tipo Acuerdo de Derecho de Giro o “Stand-By”, el más habitual, pero supone una mayor intervención del organismo en las políticas económicas que la otra opción que estaba encima de la mesa, la Línea de Crédito Flexible, menos exigente.

Aunque ni desde el Gobierno argentino ni desde el FMI cuantificaron el monto del rescate, los analistas lo han cifrado en torno a 30.000 millones de dólares.

Antes de su reunión con la presidenta del FMI, Christine Lagarde, el titular de Finanzas se vio con el subsecretario del Tesoro de Estados Unidos para Asuntos Internacionales, David Malpass, quien expresó su “rotundo respaldo” a la gestión del Gobierno del país suramericano.

“El subsecretario Malpass reiteró el rotundo respaldo al programa de reformas orientadas al mercado para promover un crecimiento guiado por el sector privado del Gobierno (del presidente Mauricio) Macri”, indicó el Tesoro en un comunicado y dio “la bienvenida a las discusiones de Argentina con el FMI”.

Este encuentro de Dujovne estuvo acompañado de otros contactos diplomáticos para aunar respaldos en la complicada coyuntura, que cristalizaron en declaraciones como la del Gobierno español mostrando “todo su respaldo y solidaridad” con Macri y otros en la misma línea de naciones como Japón, Brasil y Chile.

Por otra parte, el exdirector del FMI para América Latina, Claudio Loser, dio hoy una entrevista a FutuRock FM en la que defendió que la decisión de pedir un préstamo al organismo significará una “señal positiva en los mercados” y aseguró que el momento actual del país no es comparable a su grave crisis del 2001.

Loser calificó a Lagarde como una mujer “sumamente hábil e inteligente” que ha empujado al Fondo a tener “una visión más enfocada en problemas sociales”.

“El Fondo de hoy no va a dejar que le echen la culpa de que hay recortes a los que tienen menos recursos”, remarcó el economista argentino que estuvo al frente de la división regional del organismo de 1994 a 2002.

El expresidente del país Eduardo Duhalde (2002-2003) afirmó en declaraciones a Radio La Red que “la situación no es terminal, tiene salida pero es delicada”, y pidió “trabajar todos juntos por el bien de la nación” porque “Argentina no sale si nos seguimos peleando”.

“Me cayó ni bien ni mal el pedido al Fondo, porque en momentos críticos de un país, y estos son momentos críticos, tenemos que levantar un pie del acelerador, tenemos que ser responsables”, agregó el exmandatario.

Esta tarde también se supo que el ministro argentino de Finanzas, Luis Caputo, anunció que el país además pidió ayuda financiera al Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF. EFE